Municipios y SSM, fomentan el outsourcing con psicólogos.

  • Existen cientos de psicólogos que trabajan precarizados por acuerdos entre municipios y la Secretaría de Salud en Michoacán.
Morelia, Michoacán a 7 de octubre de 2021. Según las leyes laborales, la figura de subcontratación u outsourcing es un esquema laboral bajo el cual una empresa terceriza el servicio de contratación.
A pesar de ser una figura que se encuentra prohibida y que de facto es tramposa para los empleados, existen acuerdos entre diversos municipios y la Secretaría de Salud en Michoacán, para que personas que provienen del municipio -o con recursos municipales- trabajen en unidades médicas, con salarios paupérrimos y sin prestaciones laborales, sin seguridad social.

En los centros de salud existen condiciones precarias, con apatía por parte de los actuales jefes silvanistas, mencionando que “nadie es indispensable“ según personal afectado.

Por ejemplo, el contrato que  manejan de palabra lo promueven cómo un “favor” que las instituciones políticas hacen por que no es su papel, no les toca cubrir esos servicios de salud, pero al personal le toca atender a la población que acude al servicio de manera profesional y actualizada. No existen bonos de capacitación, puntualidad y asistencia.

Actualmente existen ayuntamientos de todos los colores partidistas donde al personal se les ha retirado un “apoyo monetario” que se les otorgaba al personal precarizado del municipio y víctima de esta estafa, refiriendo los afectados también que esto no es nuevo, no es inusual, son situaciones que se han venido repitiendo desde hace varios años.

Aunado a esto, se han cerrado las puertas para expresar y solicitar derechos como trabajadores, los cuales, se han violentado desde el momento en el que no hay ningún contrato de por medio, seguro médico, siendo el apoyo económico el único sustento bajo el que se encuentra el personal, mismo que han suspendido por que “no hay recurso” según las autoridades tanto del municipio como del Gobierno del Estado, refiriendo que deben de tener paciencia”, acudir de manera pacífica por qué hacer otro tipo de manifestaciones es riesgoso, porque corren peligro de ser despedidos.

A pesar de la falta de oportunidad, de espacios de diálogo, de escuchar peticiones y dar resolución,  se mantiene en pie, en la esperanza y la inquietud de estar en un lugar donde todo trabajador sea tratado con dignidad laboral, con respeto a sus derechos y en igualdad de condiciones con el resto de personal, no por amistad y compromiso, sino por la obligación constitucional del Gobierno del Estado de cumplir con la atención de los derechos de la población, en este caso las y los psicólogos de Michoacán.