Moreno Valle, gobernador de Puebla, confirma aspiración presidencial para 2018

A partir del primer día de febrero del próximo año, cuando deje la gubernatura de Puebla, Rafael Moreno Valle dedicará cada minuto de su tiempo a lograr la candidatura del Partido Acción Nacional (PAN), rumbo a la elección presidencial de 2018.

«He sido diputado local, diputado federal, senador de la República y un gobierno, el quinto estado más poblado de este país, que cuando lo recibí enfrentaba problemas de corrupción, de inseguridad, de mala calidad educativa, de pobreza y de falta de abasto de medicamentos y de acceso a los servicios de salud.

Y nosotros le dimos la vuelta, hoy todos los indicadores muestran a Puebla en los primeros lugares. Y en este sentido, así como el ser gobernador es el más alto honor al que pueda aspirar un poblano, sin duda ser presidente de la República es el más alto honor al que puede aspirar un mexicano.

Yo hice un compromiso con los ciudadanos y honraré hasta el último día de mi mandato el servirle a quienes me dieron su confianza, pero a partir del primero de febrero me dedicaré de tiempo completo en cuerpo y alma a ser candidato a la Presidencia de la República de mi partido Acción Nacional y presidente de México», afirmó.

En la mesa de debate de Despierta con Loret, Margarita Zavala afirmó que la claridad con la que Moreno Valle, gobernador de Puebla, asume sus aspiraciones es lo que necesita la gente, harta de los dobles discursos y ávida de políticos que sepan trabajar juntos. Rechazó que sea necesaria la rivalidad en la contienda interna del PAN, si privilegian la unidad y la fortaleza del partido.Con toda certeza, sin embargo, dijo: «Yo voy a ser candidata a la Presidencia de la República por el PAN».

Gustavo Madero, ex dirigente de Acción Nacional, afirmó que para estos dos aspirantes, el piso está parejo, pero acusó a Ricardo Anaya, líder nacional del PAN, de modificar los estatutos para estar en la presidencia del partido hasta un día antes de asumir, si ganara, la candidatura rumbo a la elección presidencial.

Indicó que, contrario a la claridad de Zavala y Moreno Valle, Anaya no termina de decir claramente cuáles son sus aspiraciones, al mismo tiempo que aprovecha para promover su imagen en los anuncios del partido, en tiempos oficiales, con dinero público. Además, finalizó, pretende hacer uso del padrón en su beneficio.

«Ricardo modificó los estatutos para estar hasta un día antes de su registro como candidato como presidente del partido y utilizar esa plataforma para desde ahí construir su proyecto; eso es lo que no hace una cancha pareja y por eso lo he denunciado yo y lo he señalado para hacer que se constituya una comisión de piso parejo y que él no tenga ese conflicto de interés. Mira los spots, ayer los vi estos spots, pues a quién están promoviendo al PAN o a Ricardo Anaya como precandidato. Faltan 20 días, la próxima semana van a faltar 20 meses; perdón, la próxima semana van a faltar 19 meses. Esta simulación es lo que no se vale: construir una candidatura con recursos que son públicos y, sobre todo, tomar decisiones, Carlos, como el uso del padrón, la no apertura para la afiliación de nueva gente; porque aquí la decisión del método va a ser la decisión del candidato y esto está en manos, hoy, del dirigente nacional.»

Margarita Zavala coincidió en que la cancha no está pareja y subrayó que la discusión de este asunto debe ocurrir en el partido, porque, siendo juez y parte, no es posible fortalecer la unidad. Indicó que sólo con unidad el PAN puede salir airoso, para lo cual se necesita una dirigencia responsable que sepa guiar el proceso o definirse por el camino que tomará, para garantizar la imparcialidad.

Destacó que Ricardo Anaya pidió el voto y la confianza de la dirigencia para ser líder del PAN y debe respetar esa encomienda de la militancia. Subrayó que el Partido Acción Nacional tiene más posibilidades de ganar si cada quien realiza sus actividades con responsabilidad. De otra manera, dijo, Acción Nacional cometerá un error.

«Lo mejor es que se defina pero lo más importante es qué imparcialidad está ofreciendo una dirigencia. Yo, en lo personal, creo que una gente que hace un año pidió el voto para ser jefe, que sea jefe y así ha funcionado. El PAN gana cuando se hace una combinación perfecta: la dirigencia hace lo que tiene que hacer, los candidatos, la candidata hace lo que tiene que hacer, la militancia lo suyo y nos acercamos a los ciudadanos. Ésa es la combinación y ésa es responsabilidad también de un jefe nacional.»

Para Moreno Valle, se trata de un error histórico, porque nunca antes el PAN había tenido el caso de que alguien quisiera jugar los roles de presidente del partido y candidato presidencial al mismo tiempo.

El gobernador de Puebla llamó a Ricardo Anaya, quien declinó participar en la mesa, a que termine su mandato y cumpla con los panistas que lo eligieron como dirigente nacional de Acción Nacional. «No puedes ser juez y parte».

La dirigencia del PAN, redondeó Zavala, debe actuar en consecuencia con la militancia, que espera que el partido se presente unido y fortalecido ante los ciudadanos.

SOBRE LAS ALIANZAS

Además de su fortaleza y unidad, el PAN puede recurrir a las alianzas, porque tiene mayores posibilidades de triunfar si sabe construir proyectos transversales de candidaturas y de gobiernos con una oferta política amplia para que más personas se sientan incluidas, acotó Gustavo Madero.

Destacó que no rechazaría una alianza con el Partido de la Revolución Democrática (PRD), pero si se construye sobre bases abiertas, definidas y con un proyecto transversal en el que todos estén comprometidos.

Moreno Valle destacó la importancia de la alianza, pero dijo que el verdadero reto es transitar de una coalición electoral a un gobierno de coalición exitoso. En el caso de Puebla, afirmó, la unión con Nueva Alianza permitió que el gobierno reforzara el tema educativo y que el estado tuviera avances importantes en el área. Sin descartar una reunión con el PRD, subrayó que las alianzas no deben limitarse a los partidos, sino extenderse con la sociedad.

El PAN es aliancista, porque la política implica diálogo, dijo Margarita Zavala, quien destacó que jamás se ha opuesto a una alianza, pero insistió en que primero se debe atravesar el proceso de selección del candidato del partido, que debe trascender los intereses de cada persona.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.