‘Miss Peregrine y Los Niños Peculiares’: Una familia disfuncional

Es oscuro, es raro, es visualmente cautivador, es Tim Burton y esta vez no viene acompañado de Johnny Depp. De hecho ya déjenlo en paz, tiene desde el 2012 que no trabaja con lo que se ha llegado a conocer como su actor fetiche. Lo que sí es que trae consigo un presupuesto mucho mayor al que caracterizaba sus primeras películas, uno que lo ha llevado a realizar superproducciones que dejan de lado sus detallados efectos prácticos para cambiarlos por llamativos efectos por computadora. Claro, el director se ha movido entre cintas grandes y pequeñas con mucha soltura, pero para retratar la historia de “Miss Peregrine y los Niños Peculiares” (“Miss Peregrine’s Home for Peculiar Children”), se requiere quizá de una combinación de ambas.

Así debe ser siempre, ¿no? Por muy grandes que sean las producciones nunca se debe olvidar la historia y sus personajes. El cineasta tenía los dos elementos, pues de nueva cuenta se trata de una adaptación literaria. Un libro que ya pedía a gritos ser adaptado por Burton. Y no, no se trata de “Alicia en el País de las Maravillas”, ese ya lo adaptó y ya vimos cuál fue el resultado. En esta ocasión es una novela escrita por Ransom Riggs, la cual toma como base ciertas fotografías extrañas de niños, una colección que podríamos llamar peculiar, para usar la palabra con la que el propio autor las describe. Tan es así que las imágenes fueron suficiente para convencer a Burton.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.