Hocicones tabasqueños

«La Grilla en Rosa» de Fabio

Al parecer, los tabasqueños de la política actual no sirven para otra cosa que para decir tarugadas. Y eso se los puedo repetir en cualquier punto del sexenio de pesadilla que vivimos. Les encanta desconectar cerebro y hocico a la hora de proferir respuestas que son dignas de un pulquero, no de un alto funcionario federal.

Del que nos ha sorrajado toneladas de mentiras, clases de «historia», dichos a lo Chapulín Colorado y mucho odio y división no hablaremos (en este apartado). Hoy iremos con otra cabeza olmeca, esta vez la de otro López, un animal llamado Adán Augusto, y quien cobra muy bien por ser un perfecto inútil como secretario de gobernación.

De esta cosa sólo le recordamos su desastroso y corrupto paso como desgobernador de Tabasco (estado que parece haberle declarado la guerra al resto del país con sus preclaros hijos como torpedos ofensivos), y su lambiscona relación con el ahora preciso desde que aquel le metió un plomazo a su propio hermano en la tienda familiar, siendo defendido por el papá del tótem de SEGOB para que el bebé geriátrico no pisara el bote pese al fraticidio.

Otra gracia de Adancito es violar las vedas electorales creyéndose presidenciable al no crecer la corcholata favorita por falta de eso que se llama gracia y simpatía, El Abuelo Monster se burla de las regulaciones del INE y soltó hace poco que le valía una pura y dos con sal que lo multaran, pues al cabo -dijo palabras más, palabras menos- los diputados de Morena ya lo iban a desaparecer.

Pues bien, este martes Adancito el Empático atendió -es un decir- a las mujeres buscadoras de sus familiares desaparecidos, y cuando una de ellas le dijo que no confiaba en él por la crónica falta de respuesta oficial a su búsqueda, el imbécil de SEGOB le espetó, con su aplomo de tarado de verdad y su aroma viril de Patrich’s, que él tampoco confiaba en ella.

¡Ah, que la recién parida! Este es el mismo bruto que nos quisieron vender como buena onda, conciliador, abierto a escuchar, azúcar, flores y muchos colores en cuantito nomás el Divino Dedo lo miró a los ojos y dijo su nombre para ocupar la SEGOB en cuanto salió la también disfuncional Olga Sánchez Florero, digo, Cordero.

La desconexión cerebro-respeto-realidad con el hociquito de López hace que su respuestita grosera y fuera de lugar dé la razón a las madres buscadoras, y de paso a todo el país, en no confiar en él para nada. Y así quiere ser presidente. Ajá…

PATRIOTERISMO

Volviendo al otro López, insiste en capear las discusiones de SUS violaciones al tratado de libre comercio con Canadá y Estados Unidos en un hediondo patrioterismo que no viene al caso y que lo exhibe en toda su grandísima ridiculez. Porque lo reclamado viene en el tratado que este animal firmó y aprobó. Su patrioterismo fue aún más exhibido este martes, cuando se adelantó que Jared Kushner, el yernito del marrano antimexicano naranja llamado Trump reveló en un parte de un libro que está por aparecer la megadoblada que el nazi panzón le metió a Batman Macuspana y a su Joven Mantequilla, personificado en esta obra bufa por Marxelo Ebrard, doblada que fue rápida y furiosa.

Tacos de lengua tabasca. Pásele, pásele.

Twitter: https://twitter.com/Fabiocarton

Facebook: https://www.facebook.com/LaGrillaEnRosa