‘El Nenuco’ tenía dos órdenes de aprehensión por asesinato

  • Es el sujeto que mató a 8 personas inocentes en Zamora y Jacona el martes pasado

Lino Gochi

ZAMORA, MICH., a 23 de Junio.- A casi 48 horas de que se registró una masacre en Zamora y Jacona, donde un sujeto apodado ‘El Nenuco’ asesinó a ocho personas inocentes y lesionó a cuatro mas, se descubrió que tenía dos órdenes de aprehensión por homicidio y era vecino de la colonia El Reflejo de Zamora; su cadáver aún no es reclamado por ninguna persona.

En redes sociales circulan fotografías de este sujeto, donde advierte de los riesgos de morir en cualquier momento. Se desconoce el motivo de la balacera y matanza que hizo el martes, y solo se conoce que fue padre de una niña.

Sobre las labores que realizaba este sujeto, al parecer pertenecía a un grupo delincuencial y tenía dos órdenes de aprehensión por el delito de homicidio, sin que la Fiscalía Regional de Justicia en Zamora hubiera cumplimentado a pesar de que ya tenía tiempo cometiendo diversos delitos.

Sobre las primeras víctimas de este martes, se conoció que eran un mecánico y uno de sus clientes; enseguida, dos trabajadores de la cremería «Corona»; de ahí, robo un auto Nissan Tiida y fue cuando se dirigió a Zamora.

Ya sobre la avenida Virrey de Mendoza, trató de robar una moto y al no lograrlo asesinó a un joven dentro de una florería, quien era originario de Puebla. De este desafortunado joven, trascendió que sus familiares piden ayuda para llevarlo y sepultarlo en su lugar de origen.

Enseguida, dentro de una forrajería, mató a tres hombres más, entre ellos a un inmigrante que tenía unos días de haber llegado a Zamora a fin de visitar a sus familiares. Horas antes, la esposa e hija del delincuente le habían depositado una cantidad importante de dinero, que traía consigo al momento de ser abatido por la policía.

Sin embargo, ese dinero nunca le fue entregado a sus deudos. Se presume que fue durante el levantamiento del cadáver y su traslado al Semefo que el efectivo habría sido sustraído por alguien, por lo que acusaron de la desaparición del dinero a un médico forense y sus ayudantes.