El aerotianguis más caro del mundo

«La Grilla en Rosa» de Fabio   -versión rápida y furiosa, para que la grilla pase de volada-

Creo que no tardan en poner un tabledance en la entrada. Como son de ocurrentes -con esa tendencia hacia atrás y bien profundo-, no dudo ni tantito que algún día sí lleven a las chiquigordis en tangas brillositas a recibir a los pasajeros del carísimo capricho que es el aeropuerto más vacío e inoperativo del mundo: el Aeropuerto no-Internacional Felipe Ángeles.

Daría risa, y mucha, si no diera antes un coraje entripado: esta misma semana se anuncia, como si fuese la gran cosa, que desde el criticado aeropuerto militar devenido en capricho faraónico del mesías y al que desde siempre se le dijo que iba a ser una central avionera… que, efectivamente, van a salir camiones desde ahí a diferentes destinos.

No es broma. Se puede ver el tweet en la cuenta oficial del mamut blanco mexiquense:

La pongo para que no digan que es uno soflamero y malvibroso con las archisuperdupermegaobrazas del narcoinepto. Como ven, ya es, tal cual, una central avionera.

Pero ahí no acaba esta comedia de la desgracia. Este jueves hubo, ¿qué creen? ¿Más vuelos, más pasajeros, margen positivo de ganancias de operar el aeropuertito…? No: lo que hubo fue… lucha libre.

Así es, amiguitos: aquellos escasos despistados que tuvieron en suerte andar por ahí a esas horas, les tocó ver un ring y varios luchadores luciendo sus mejores maromas -sin referencias a los chairos- para un público prácticamente inexistente, todo por ocurrencia de la aerolínea Volaris, que así celebró el «Día del AIFA» (tan chiquita la Central Avionera y ya hasta día tiene, oigan).

Estos dos hechos se unen a la vergüenza ajena de la «inauguración» del AIFA, incompleto como es costumbre de la casa, y la instalación de un tianguis dentro del «aeropuerto de clase mundial» (el Peje y la Regenta Sheinbaum dixit), incluido taquero con tanque de gas en instalaciones de supuesta alta seguridad, y hasta señoras con braseros.

Pura finura para el aeropuerto -es un decir- que pierde 23 millones de pesos al mes en gastos de operación, y por el cual tiraron el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, y cuyo costo oficialmente fue de nada más de 74 mil millones de pesos que no se ven por ningún lado. Pero eso sí, encontraron re’ muchos mamuts.

La cancelación del NAICM tuvo un costo cercano a los 300 mil millones de varos, en números reales, no los de Pejito, y además tuvo como efecto tirar la economía mexicana al -10 por ciento de crecimiento del Producto Interno Bruto, agravado eso por la pandemia y la pésima gestión económica del Iluminado. Eso se suma a lo que costó el AIFA. ¡Queeé barato, queeé barato…!

Así como va, el aeropuerto con categoría de central avionera pronto será central de abasto. A ver si así deja lana, la cual será para los comprados generales del Ejército, por cierto.

Twitter: @Fabiocarton

Facebook: @LaGrillaEnRosa