Arranca inversión histórica para el campo queretano

Al tiempo de poner en marcha acciones estratégicas de seguridad alimentaria y producción rural, el gobernador Francisco Domínguez Servién dijo que en Querétaro no vamos a crecer dándole la espalda a lo real, que son la gente y sus necesidades.

“Como sociedad tenemos que pagar nuestra hipoteca social con el campo y con todos los que habitan en él”, planteó ante cientos de campesinos que se dieron cita en Huimilpan para atestiguar el arranque de los programas federales.

Acompañado de Nelly Romero Celis, Subsecretaria de Desarrollo Rural de la Sagarpa, el mandatario señaló que los retos del sector rural son incluir a sus productores, ganaderos y ejidatarios en la dinámica del crecimiento, de la competitividad y el desarrollo;  mantener comunicadas e integradas a nuestras comunidades con mejores caminos hacia el bienestar; y elevar las capacidades productivas con base en la potencialización de las vocaciones de cada región.

“Hay olvido y hay abandono. Hay gente que todos los días se levanta, sin saber si podrá llevar alimento a sus hogares”, lamentó Francisco Domínguez, aunque de inmediato puntualizó que también hay voluntad de trabajar hombro con hombro.

Sin embargo, añadió, que hoy su administración une fuerzas con el secretario José Calzada en beneficio de Querétaro y de sus productores agropecuarios, que son el orgullo de la entidad, dijo ante Celia Durán Terrazas, Presidenta Municipal de Huimilpan.

Acompañado de Tonatiúh Cervantes Curiel, Secretario de Desarrollo Agropecuario, el mandatario añadió que hay personas con nombre y apellido que luchan de sol a sol para sacar adelante a los suyos, y estipuló que por eso, precisamente, el eje de todas las acciones políticas de su administración son el  desarrollo social y humano en todas las regiones de la entidad.

Nelly Romero dijo en su oportunidad que en tanto la economía nacional crece a un ritmo de 2 a 3%, el sector agropecuario lo hace a un ritmo de 8 a 9% anual.

Especificó la Subsecretaria que el PESA es una estrategia para el logro de la Seguridad Alimentaria y Nutricional que cuenta con la concurrencia de Gobierno Federal y Gobierno del Estado. Por medio de este programa se busca la seguridad alimentaria como parte fundamental de los derechos económicos y sociales de las personas.

También pretende elevar la productividad del campo queretano por medio de las actividades agropecuarias, de las Unidades de Producción Familiar. Es decir, con tareas específicas para asegurar la disponibilidad, el acceso, la utilización y la estabilidad de alimentos saludables para todos.

En Querétaro, el Programa dio comienzo en el 2014 con una inversión federal de  20 millones de pesos. Para este año 2016 el programa ha crecido con una inversión histórica que suma 70 millones 833 mil pesos.

“Hoy esta bolsa cuenta con un 50% de aportación federal y un 50% de aportación estatal. Dichos recursos se harán llegar a nuestra gente de los 18 municipios, impactando en 225 comunidades y beneficiando a más de 30 mil habitantes”, remarcó Domínguez Servién.

Por otra parte, el Programa en Concurrencia con las Entidades Federativas inició operaciones en 2014 y tiene como objetivo impulsar la inversión en proyectos productivos o estratégicos en el campo.

Con ese esquema se entregarán este año más de 50 millones de pesos en beneficio de 832 productores de los 18 Municipios. A la fecha, ya se ha autorizado la ejecución de 717 solicitudes y proyectos.

Aunado a estos programas el mandatario también puso en marcha el Componente de Extensionismo, que busca impulsar la participación de Universidades e instituciones afines en el apoyo técnico al campo. Para este año 2016 el Componente cuenta con una inversión de 14 millones 414 mil pesos, de los cuales, el 80% son aportación federal y 20% estatal.

Tendrá aplicación en los 18 municipios con impacto en 156 localidades de alta y muy alta marginación, beneficiando a 2 mil 178 productores.

“Estas son buenas noticias para el campo queretano. Con estas acciones estratégicas apoyamos la economía familiar e impulsamos la productividad de nuestra gente, con un monto superior a los 135 millones de pesos. Estos son números, pero detrás de ellos hay historias de vida que deben ser escuchadas”, dijo.

El mandatario pidió solamente a los beneficiarios que “enamoren a sus hijas e hijos de sus tierras”, pues hay voluntad de trabajar y no solamente estar esperando los beneficios.

El mandatario estableció su compromiso personal para que los recursos de estos programas lleguen a quienes realmente los necesitan. “Se acabó el compadrazgo, se acabó el amiguismo, se acabaron los partidos políticos porque en el campo no hay colores (…) Si se los supeditan al compadrazgo, al amiguismo o a la política, échenle un grito a Pancho Domínguez y verán cómo los ponemos, como campeones”.

Finalmente, Francisco Domínguez ofreció a los beneficiarios de los programas caminar unidos para alcanzar el impulso estratégico de las regiones; promover una vinculación efectiva con nuestros centros de enseñanza e investigación; y alcanzar una actividad agropecuaria más rentable.

En su turno, Tonatiúh Cervantes especificó que los campesinos queretanos tienen derecho a una vida digna, alimentos adecuados y mejorar su nivel de ingresos, por lo que PESA es un esfuerzo coordinado entre las instancias de gobierno equilibrar las condiciones de igualdad del sector agropecuario, aunque aclaró que “la pobreza es pobreza tanto en el campo como en la ciudad.

Por su parte, Gustavo Nieto Chávez, delegado en el estado de Sagarpa, dijo que el establecimiento del PESA no significa lanzar las campanas al vuelo, sino el inicio del trabajo real.

Recalcó el hecho de que el Gobierno Federal por medio de la Sagarpa y el Gobierno del Estado vengan actuando coordinadamente para la aplicación de programas federales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.