Apple y Samsung, en duelo ante Corte Suprema de EU

Por coincidencia del calendario, el nuevo asalto en la batalla entre ambos gigantes, que se inició en 2011, se produjo en momentos en que el fabricante coreano anunció el cese definitivo de la producción de su modelo Galaxy Note 7, un modelo de alta gama hundido por problemas de diseño de la batería que explota.

El primer debate se concentró en la controvertida multa de 400 millones de dólares aplicada a Samsung por haber parcialmente copiado el diseño del modelo iPhone, de Apple.

Pero la cuestión central presentada a la Suprema Corte es la que se refiere precisamente a la existencia de las licencias que protegen el iPhone.

La Suprema Corte estadunidense no se ha manifestado sobre patentes de diseño en más de un siglo, y ahora tiene por delante redefinir un equilibrio entre la innovación tecnológica y la protección de la propiedad intelectual.

Por ejemplo, Samsung ha sido condenada por haber utilizado en sus productos detalles patentados por Apple, como los bordes redondeados en las carcasas de sus teléfonos, así como algunas características de los íconos que aparecen en las pantallas.

Una corte de apelaciones señaló que Samsung debe dar a Apple todos los ingresos obtenidos con las ventas de sus teléfonos parcialmente inspirados en el iPhone.

En respuesta, el gigante sudcoreano afirma que no es razonable estimar el tamaño de una multa sobre el valor total de un teléfono celular, que contiene centenares de piezas, por la violación de patentes de apenas un puñado de detalles.

Altamente técnico, el debate judicial se arrastra ya por cinco años y podría tener enormes repercusiones en diversos sectores de la industria, donde el diseño ocupa un papel fundamental.

Samsung señala que la multiplicación de patentes frena la innovación y aumenta los riesgos de interminables y costosas batallas judiciales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.