A revisión, transporte terrestre de sustancias potencialmente tóxicas: Semaccdet

Morelia, Michoacán.- Acciones para la prevención, contención y remediación de daños ocasionados por la exposición o derrames de sustancias tóxicas transportadas por vía terrestre en la entidad, efectuará el Gobierno de Michoacán, a través de la Secretaría de Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Territorial (Semaccdet).

Ricardo Luna García, titular de la Semaccdet, expuso que se intensificarán los operativos de revisión de unidades vehiculares especializadas en el transporte de sustancias químicas y de las empresas del ramo, por parte de las procuradurías Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y Ambiental (ProAm) y la Coordinación de Protección Civil en Michoacán.

Esto, con el objetivo de asegurar que dan cumplimento a los lineamientos de seguridad y que disponen de los permisos y autorizaciones requeridos por la norma para la movilización de sustancias y materiales potencialmente perjudiciales para la salud humana y ecosistémica.

Además, se prevé brindar y, en su caso, mejorar la capacitación de los trabajadores de las empresas dedicadas al transporte de sustancias químicas por vía terrestre que tienen presencia en la entidad, así como la definición de planes de intervención en caso de accidentes, con el objetivo de evitar o reducir el riesgo de afectaciones.

El titular de la Semaccdet detalló que el trabajo conjunto entre las diferentes instancias y dependencias públicas, así como la iniciativa privada, permitirá un desempeño en condiciones de seguridad y viabilidad del transporte de sustancias y materiales que pueden resultar tóxicos o contaminantes, y que son empleados en procesos industriales, sujetos a tratamientos específicos para garantizar su inocuidad.

ATIENDE SECTOR MEDIOAMBIENTAL FUGA DE AMONÍACO EN AUTOPISTA SIGLO XXI

Asimismo, el funcionario expuso que, luego del derrame de amoníaco registrado el pasado viernes 6 de diciembre, en la autopista Siglo XXI, provocado por la volcadura de una pipa que trasladaba esta sustancia, personal del sector medioambiental verificará la zona para determinar si se produjeron perjuicios que comprometan la integridad de las poblaciones humanas y la biodiversidad.

En este marco, recordó que, si bien el amoníaco se encuentra de forma cotidiana en bajas cantidades en el agua, el aire y el suelo, y contribuye a la realización de funciones como la síntesis proteica, altos niveles resultan tóxicos; al ser el amoníaco una sustancia corrosiva, los primeros efectos de la exposición serán tos y lagrimeo, por la irritación de las mucosas, mientras que contactos más prolongados o con mayores proporciones pueden derivar en quemaduras oculares, en vías respiratorias, la piel y el tracto digestivo, por lo que se requiere de la atención inmediata de los afectados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.