Zarzuela y comedia musical en la sala Ponce y el Munal

25 de junio de 2015 (Maya Comunicación/Círculo Digital)  La mezzosoprano María Luisa Tamez, el tenor Rodolfo Acosta y el pianista Carlos Alberto Pecero, los tres concertistas de Bellas Artes, unirán sus talentos para ofrecer al público este fin de mes un programa sui generisen el que confluirán dos géneros musicales hermanados por el arte escénico: la zarzuela y la comedia musical, con autores como Moreno Torroba y Penella, así como Gershwin y Bernstein.

 

Esta feliz coincidencia tendrá lugar en dos sesiones: el viernes 26 de junio a las 19:00 horas, en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes y el domingo 28 a las 12:00, en el Salón de Recepciones del Museo Nacional de Arte, en un evento organizado por el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA).

 

El programa iniciará con Que te importa que no venga (de la zarzuela Los claveles); Marinela, Marinela (de La canción de olvido), y Te quiero morena (de El trust de los tenorios), del compositor español José Serrano (1873-1941), a quien se le adjudica influencia de Puccini y del verismo italiano, evidentes en sus obras.

 

Además, Bella enamorada (de El último romántico), de Soutullo (1880-1932) y Juan Vert (1890-1931); La tarántula (de La tempranica), de Gerónimo Giménez (1854-1923), y No puede ser (de La tabernera del puerto), de Pablo Sorozábal (1897-1988).

 

Luego del intermedio, se interpretará ¡Subir, subir! (de la zarzuela Luisa Fernanda), de Federico Moreno Torroba (1891-1982), así como Torero quiero ser (de El gato Montés), de Manuel Penella (1880-1939).

 

Posteriormente se dará paso a la comedia musical con piezas como The Way You Look Tonight, de Jerome Kern (1885-1945); The Man I Love, de George Gershwin (1898-1937); If, de David Gates (1940); Cry Me a River, de Arthur Hamilton (1926), y Wonderful World, de Sam Cooke (1931-1964).

 

La parte final será dedicada a Summertime (de Porgy and Bess), de George Gershwin; Only Make Believe (de Show Boat), de Jerome Kern, y Tonigth (de West Side Story), de Leonard Bernstein (1918-1990).

 

Conceptualmente, la opereta es un género dramático-musical de manufactura ligera y motivos satíricos que se alternan con pasajes hablados y fragmentos cantados. Su aparición se localiza en la segunda mitad del siglo XIX en Viena y París, encabezando el género Jacques Offenbach y Johann Strauss.

 

Un género similar conocido como opereta anglosajona se desarrolló en el Reino Unido a finales del siglo XIX y se trasladó a Estados Unidos donde alcanzó su máximo esplendor. Con el paso del tiempo se transformó en comedia musical destacando autores como Cole Porter y Leonard Bernstein.

 

La ópera cómica adoptó nuevos formalismos hasta identificarse con la opereta del siglo XIX y la zarzuela, una manifestación costumbrista de la música cantada en España, enriqueciendo su aspecto musical desde la proximidad con la Revista hasta los límites de la ópera seria.

 

La zarzuela es una obra dramático-musical consistente en la alternancia de pasajes dialogados, canciones, coros y danzas desarrolladas casi exclusivamente en España. En México generalmente mostraba tintes españoles, los actores hablaban con acento español, tradición que hasta ahora prevalece en este arte, y una de las primeras obras mexicanas que logro mil representaciones fue la zarzuela Chin-Chun-Chán, de José F. Elizondo.