VIDEO: Camellos bajo el agua, se inunda desierto en Arabia

Un ciclón más poderoso que cualquier otro registrado previamente en el sur de Omán, Mekunu, se estrelló el sábado en el país del Golfo y el vecino Yemen, inundando una ciudad importante con casi tres años de lluvia en un solo día. La tormenta mató al menos a seis personas, mientras que más de 30 siguen desaparecidas, dijeron las autoridades.

La gran cantidad de agua que el ciclón Mekunu ha dejado a su paso causó una gran inundación en el desierto Rub al Jali en Arabia. Las impresionantes imágenes de la inundación en el desierto fueron capturadas por los habitantes del lugar y se han hecho virales en las redes sociales.

Las grabaciones incluso captaron a personas nadando en lo que antes era unicamente arena.

El ciclón Mekunu causó inundaciones repentinas que destruyeron carreteras enteras y sumergieron a otras en Salalah, la tercera ciudad más grande de Omán, conductores varados. Los fuertes vientos derribaron las luces de la calle y destruyeron los techos.

Las precipitadas aguas de la lluvia y las tormentas inundaron los lechos de arroyos secos. Las playas turísticas ahora vacías del destino de vacaciones estaban llenas de escombros y espuma del agitado Mar Arábigo.

Tres personas, incluida una niña de 12 años, murieron en Omán, y otros dos cuerpos fueron recuperados de la isla yemenita de Socotra. Más de 30 personas siguen desaparecidas en Socotra, incluidos los yemeníes, indios y sudaneses.

Un comentario sobre “VIDEO: Camellos bajo el agua, se inunda desierto en Arabia

  • el Jun 3, 2018 a las 1:00 pm
    Permalink

    Las primeras imágenes de este video, que representan a una manada de dromedarios nadando, no son del desierto arábico sino de la India. El operario es indio y no es por ello que se nota, dado que en Arabia hay muchos inmigrantes indios y pakistaníes, es por la raza de estos camellos, que son de la India. Se nota perfectamente por la forma de sus orejas y el perfil cóncavo de sus caras. Al final del vídeo sí que se ve agua sobre la arena del desierto, pero su tonalidad es amarillo-marrón u ocre, diferente de la del agua por el que nadaba la manada de dromedarios.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.