Jefe le prohíbe a empleada faltar el día de su boda

En la publicación, la novia contó que recientemente comenzó un nuevo trabajo, por lo que informó a Recursos Humanos que próximamente se casaría y tomaría una semana para su luna de miel.

Los días libres le habían sido concedidos sin problema, hasta que más tarde su jefe le negó el permiso, pues él tomaría vacaciones exactamente la misma semana de la boda.

Por si fuera poco, el patrón le exigió que reprograma su boda para que no coincidiera con sus vacaciones. Algo totalmente absurdo e imposible cuando ya tienes una boda planeada.

Cuando envié mi contrato a Recursos Humanos mencioné que tenía mi boda y una semana libre para mi luna de miel. Dijeron que no había problema. Comencé el trabajo y descubrí que mi gerente tenía reservada la semana de mi luna de miel para unas vacaciones y vuela el día de mi boda.

El asistente de tiempo completo será dama de honor en otra boda ese día, por lo que no hay nadie que se quede en la tienda.

Mi gerente dijo que no, no puedo tener el tiempo libre.

Pensé que estaba bromeando, así que le dije, ‘claro, ¡lo reorganizaré para la semana siguiente. Ella dijo que debería hacerlo al menos un par de semanas después de sus vacaciones. Le expliqué que no era posible cancelar mi boda y dijo que era una lástima que no mostrara mi dedicación a la marca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.