Urge Poder Judicial al Ejecutivo resuelva problemas financieros

El Poder Judicial de Michoacán envió al gobernador del estado, Salvador Jara Guerrero un documento en el que le externan su preocupación por la falta de recursos económicos que enfrentan y que impide que dicho organismo pueda ejercer sus funciones de manera libre.

El documento firmado por el Consejo del Poder Judicial del Estado de Michoacán que encabeza el magistrado, Juan Antonio Magaña de la Mora advierte al ejecutivo que el Poder Judicial ‘no sólo no ha recibido los fondos que necesitaba para administrar justicia pronta y expedita, sino que ha recibido recortes presupuestales que han obligado a posponer importantes proyectos, como el nuevo sistema de justicia penal’.

Ante esta situación el Consejo del Poder Judicial señaló que es preocupante la falta de atención debida a los problemas financieros que impiden que los trabajadores cumplan con sus obligaciones  laborales por lo que consideraron necesario tomar medidas inmediatas y eficaces para que nunca más se presenten estas situaciones.

 

A continuación mensaje íntegro enviado al titular del Poder Ejecutivo:

 

SALVADOR JARA GUERRERO

GOBERNADOR DEL

ESTADO DE MICHOACÁN

PRESENTE.

Por este medio quienes integramos el Consejo del Poder Judicial, con la plena convicción de que las relaciones entre los Poderes del Estado deben ser, en todo momento, respetuosas y cordiales, ante la falta de recursos económicos que han puesto en riesgo el ejercicio expedito de sus funciones, como lo exige la norma constitucional en el artículo 60, fracción II, expresamos lo siguiente:

La impartición del servicio público de impartición de justicia es deber de todo Estado de Derecho y divisa de una democracia constitucional.

El derecho humano de acceso a la justicia de las y los michoacanos debe estar plenamente garantizado, mediante un sistema confiable, integral, oportuno e imparcial.

La función del Poder Judicial no se limita a impartir justicia, sino a fomentar la cultura de la legalidad.

En este contexto, la autonomía de los órganos jurisdiccionales, así como la independencia e imparcialidad de los jueces no está garantizada si el Poder Judicial carece de los recursos económicos mínimos y suficientes para pagar oportunamente todas las prestaciones laborales de los servidores públicos.

No hay mayor autonomía que la financiera, sin embargo, el Poder Judicial no sólo no ha recibido los fondos que necesitaba para administrar justicia pronta y expedita, sino que ha recibido recortes presupuestales que han obligado a posponer importantes proyectos, como el nuevo sistema de justicia penal.

La propia norma constitucional establece la división de poderes que les otorga igual jerarquía, lo que exige un diálogo abierto y permanente, así como constante colaboración institucional.

Los difíciles momentos que vive Michoacán exigen total compromiso y mayor unidad entre los Poderes del Estado, que permita a la judicatura estatal cumplir satisfactoriamente con su tarea.

A los integrantes del Consejo del Poder Judicial nos extraña y ocupa la falta de atención debida de los problemas financieros que impiden cumplir las obligaciones laborales con los trabajadores y su función sustantiva que es el servicio público de impartición de justicia.

Es deseable y necesario, por supuesto, tomar medidas inmediatas y eficaces para que nunca más se presenten estas situaciones y, más aún, estamos seguros de que en el ejercicio de sus atribuciones constitucionales se garantizará la autonomía financiera del Poder Judicial.

Reciba plenamente nuestro personal e institucional agradecimiento por la atención  prestada al presente.

 

A t e n t a m e n t e

Consejo del Poder Judicial del

Estado de Michoacán.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.