Tras inicio de clases, cuotas escolares «condicionan» entrada a los alumnos en los planteles

Sin importar el grado en el que se encuentre el alumno y a pesar de los llamados de los padres de familia de que las cuotas escolares siguen condicionando la entrada o la entrega de documentos a los niños y jóvenes, para la Secretaría de Educación en el Estado (SEE) el cobro de cantidades que a veces llegan hasta los mil pesos «es normal» debido a que es un acuerdo entre los padres de familia sin que tenga que ver la autoridad en la exigencia del recurso aunque de no pagarla, a veces a los niños no les permiten la entrada o en su caso, no les quieren entregar la documentación al fin de cursos por la falta de pago.

A través de redes sociales y por medio de denuncias ciudadanas, padres de familia se quejan de las altas cuotas “voluntarias”, que se piden en centros educativos públicos de esta ciudad para permitir la entrada a alumnos.

De acuerdo con los agraviados, las cuotas van desde los 300 hasta los mil pesos y son presentadas por conceptos como “pago por inscripción”, “compra de material” y “restauración escolar”, entre otros.

Uno de los casos es la Ecuela Técnica número 65 que se ubica sobre la calle Raza Maya en la colonia Lomas de Santiaguito cerca del Tecnológico de Morelia donde la cuota voluntaria llega hasta los 600 pesos por padre de familia para supuestos «arreglos» que se realizarán en el plantel

Una madre de familia del Jardín de niños “Rosaura Zapata”, ubicado en la calle Gertrudis Bocanegra, frente a la facultad de enfermería de la UMSNH, relató que la institución estaría condicionando la entrada de los niños, si no se pagan los 700 pesos de inscripción.

Dijo que “Les entregan un gafete con el que los niños pueden entrar a las instalaciones,  yo tengo dos hijos a los cuales no les permitieron quedarse a tomar clases, no pudimos reunir el dinero de las inscripciones puesto que también tuvimos que hacer el gasto en uniformes, lonchera, bata y otras cosas”, señaló al respecto.

Estos no son los únicos casos y es en instituciones de Educación Primaria, Secundaria y Media Superior de esta ciudad se reportan situaciones similares.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Vivienda de Parametría del año 2014, “4 de cada 5 mexicanos creen que las cuotas que solicitan las escuelas públicas de preescolar, primaria y secundaria son obligatorias y, solo el 20 por ciento sabe que son voluntarias”.

La “mayoría de los padres de familia se someten por el temor al rechazo social que implica el ser exhibido ante la comunidad, lo que es más grave”, debido a que “la propia autoridad escolar, discrecional o abiertamente, condiciona la inscripción de los alumnos al pago de las mismas”, afirma el estudio.

Ello, añade la encuesta, “refleja que es una constante el cobro de cuotas escolares, lo que se vuelve costumbre en detrimento de la economía de las familias mexicanas, pero que contraviene los derechos de los educandos”, ya que la educación en esos niveles es gratuita».

Apenas hace unos días la Unión Nacional de Padres de Familia hizo un llamado a la Secretaría de Educación Pública a vigilar los procesos de cobro de cuotas en las escuelas oficiales, que se siguen dando como obligatorios en algunos planteles escolares, contraviniendo así el artículo 6 de la Ley de Educación que establece que «las donaciones o cuotas voluntarias destinadas a la educación en ningún caso se entenderán como contraprestaciones del servicio educativo», es decir, no serán obligatorias aunque en los casos referidos y en muchos más, pareciera que las leyes fueron hechas para violentarlas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.