Trabajadores del Metro habrían reportado fallas del tren que se estrelló en Oceanía

Ciudad de México, 7 de mayo 2015 (MMSPress/Círculo Digital).- El accidente de la estación Oceanía del Metro no fue casualidad, ya que desde el 29 de enero el tren M-576/577 presentaba múltiples reportes de fallas que ponían en riesgo la operación y seguridad de los usuarios.

En el oficio C.E.G.S.X. 13/15 que firmó Fernando Campos Pérez, secretario general de la Seccional X del Sindicato Nacional de Trabajadores del Sistema de Transporte Colectivo, se reportó al STC Metro que el tren tenía fallas de tracción-frenado, en los modos de conducción y presencia de humo.

Por ello, el sindicato de las Líneas 7,8,9 y A pidieron en calidad de urgente que este tren y otro con motrices 464/465 fueran retirados cuanto antes de la operación.

“Para evitar que estos generen nuevamente retrasos, averías, evacuaciones en plena vía así como prevenir accidentes de lamentables consecuencias para el público usuario y al personal del STC por el mal servicio que prestan en Línea 7”, se apuntó en el escrito.

En dicho documento se deja claro las fallas que el tren tuvo entre el 29 de enero y el 17 de febrero que afectaron su operación antes de enviarlo a la Línea 5; dicho convoy había dejado de circular desde el 2 de diciembre de 2009 en los talleres de El Rosario por falta de refacciones.

El tren había sido apodado El Frankenstein por haber sido recuperado con piezas de varios modelos de tren.

El Metro invirtió 27 millones 22 mil 381 pesos en la recuperación de los nueve vagones que lo integran, trabajos que se concentraron en la rehabilitación de seis dispositivos tipo Agates 3X para el sistema de tracción-frenado, cambio de 48 ruedas de seguridad y mantenimiento especial al sistema de pilotaje automático.

“Este tren estaba en la Línea 5, se lo llevaron, lo recuperaron y lo mandaron a la Línea 7, pero como les dio mucha lata lo mandaron de nuevo con nosotros. Éste fue el tren que impactó (en Oceanía)”, señaló un conductor de la Línea 5.

En tanto, el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera indicó que el Metro opera con los máximos niveles de seguridad y se realizan inversiones multimillonarias para revertir un descuido de años.

“Pero hay una cosa bien importante que hay decirle a la ciudadanía: el Metro está trabajando con los máximos niveles de seguridad, no vamos a dejar de invertir, por eso hay un fideicomiso.”

“Estamos atendiendo lo urgente que no se había atendido, ésa es la parte importante, que no se había atendido. Son muchos años en los cuales no se realizó todo esto, si no, por qué se acumularon 105 trenes parados, no se descompusieron en un día los 105”, afirmó. (Con Información de Excélsior)