Suspensión de actividades respondió a seguridad de alumnos: Nuño Mayer

Tras confirmar el regreso a clases para mañana en la Ciudad de México y el Estado de México, el secretario de Educación, Aurelio Nuño Mayer, aclaró que no hubo un componente de salud en la decisión tomada ayer por la dependencia, en conjunto con Protección Civil y los gobiernos de esas entidades, de no tener clases este jueves.

En una reunión con los medios de comunicación, el funcionario dijo que “el único motivo por el que decidimos suspender las clases en la Ciudad de México fue para prevenir riesgos derivados de los fuertes vientos” y dejó claro que este día será repuesto, en una fecha que determinará cada entidad.

Ante los rumores de que la influenza pudo ser un motivo de la decisión, dejó claro que “se debió al reporte de Conagua de los fuertes vientos, lo que no estuvo relacionado con las bajas temperaturas”.

Reiteró que en el tema de la influenza se está en plena coordinación con la Secretaría de Salud y la información con que se cuenta hasta el momento es que no existe ningún motivo para dejar de tener actividades escolares derivados de ese mal.

Así, la decisión fue para prevenir cualquier accidente y no por el tema de la influenza. “No quiero que haya ninguna equivocación, ningún rumor o información equivocada que vaya a generar algún tipo de miedo que altere la actividad normal de las escuelas”.

En un comunicado, la Secretaría de Educación Pública (SEP) informó que mañana se reanudarán clases en la Ciudad de México en escuelas de los niveles preescolar, primaria y secundaria, públicas y privadas, así como en los planteles federales de Educación Media Superior.

Expuso que de acuerdo con las autoridades educativas estatales, también se reiniciarán actividades escolares en el Estado de México, Zacatecas y Querétaro, en tanto que se mantendrá suspensión en Hidalgo y Tlaxcala, así como en algunos municipios de Guanajuato y Oaxaca.

En algunos municipios de los estados de Puebla, Veracruz, Jalisco y Durango se espera el reporte meteorológico y las recomendaciones de los consejos estatales de Protección Civil, para tomar una determinación al respecto.

Autoridades de Educación de los estados que reiniciarán labores determinaron que mejorarán las condiciones climatológicas.

En la Ciudad de México regresarán a clases un millón 842 mil estudiantes en nueve mil 800 escuelas, públicas y privadas, de los niveles preescolar, primaria y secundaria, así como 534 mil 732 estudiantes de 547 instituciones federales de Educación Media Superior.

En tanto, se mantendrá la suspensión en 43 municipios de las regiones Mixteca, Cañada y Sierra Norte de Oaxaca, así como en 17 municipios del norte y noreste de Guanajuato.

En los estados donde no se han reportado afectaciones meteorológicas, las clases se mantendrán con normalidad.

La SEP destacó que en algunos estados las autoridades tuvieron una política de tolerancia, para que los padres de familia determinaran si sus hijos asistían a clases.

Asimismo, la dependencia recomendó a la población mantenerse atenta a los avisos de las autoridades de Educación de sus estados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.