Sonora se integra al “Código infarto”

Hermosillo, Sonora a 27 de abril de 2016 (Noticias México).- Sonora es ya el cuarto estado de la República en integrarse al “Código Infarto”, programa del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) para que la persona infartada ingresada al nosocomio reciba atención en los primeros 30 minutos para desbloquear el infarto.

El tratamiento obligado consiste en la aplicación de medicamento para disolver el coágulo que bloquea a las arterias del corazón o, dependiendo la gravedad del caso, restablecer el flujo sanguíneo en menos de 90 minutos al colocar una malla en la arteria dañada.

En la Unidad Médica de Alta Especialidad “Luis Donaldo Colosio Murrieta” del Centro Médico Nacional del Noroeste, los hospitales generales de Navojoa y Ciudad Obregón y en las Unidades de Medicina Familiar número 1, 33 y 66 de la entidad, se implementó este programa, que surge como una estrategia prioritaria del IMSS para contrarrestar el aumento de casos en nuestro país y que ya opera en la Ciudad de México, Yucatán y Jalisco.

Los resultados de un estudio piloto en 12 unidades hospitalarias del Seguro Social en la zona sur de la Ciudad de México, muestran una disminución de 54 por ciento de fallecimientos a partir de la puesta en marcha de “Código Infarto” en 2015, en comparación con las personas atendidas en 2014 cuando no existía el programa.

En 2015 de los 588 casos atendidos con este protocolo de atención, la tasa de mortalidad fue 12 por ciento (70 defunciones), mientras que en 2014 de 432 personas con infarto agudo de miocardio, la tasa de mortalidad fue de 26 por ciento (112 defunciones).

“Código Infarto” es parte de la estrategia integral “A Todo Corazón”, que consiste en siete ejes cuyo énfasis está en la promoción de hábitos saludables, prevención, diagnóstico, tratamiento y rehabilitación de pacientes con enfermedades del corazón.

Con este programa, único en México y América Latina, se ofrece atención inmediata las 24 horas del día los siete días de la semana a pacientes que sufren infarto agudo de miocardio y ahorra minutos que salvan vidas, así como secuelas y enfermedades cardiacas.

Desde la entrada del hospital o de Urgencias, el vigilante, la asistente médica y la trabajadora social permiten el acceso inmediato; el personal de Enfermería asigna cama, toma signos vitales, facilita las muestras sanguíneas al laboratorio y notifica al médico responsable el estado de salud del paciente, quien atenderá al paciente ya sea con medicamentos o con un procedimiento especializado para abrir la arteria responsable del infarto.

Para reforzar la capacitación y coordinación del personal involucrado en este protocolo de atención, el IMSS desarrolló una aplicación en dispositivos móviles, en la que se explica las acciones que cada uno debe desempeñar para la atención de los infartados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.