Se realizará 5º Certamen del Juguete Popular Oaxaqueño

Oaxaca es un estado productor de juguetería popular. Los juguetes que se elaboran en la entidad permiten apreciar que se trata de una forma artesanal de gran colorido e ingenio, de diseños variados y fabricado con los más diversos materiales.

El juguete despierta la imaginación del niño y ofrece la posibilidad de abrir una puerta a la creatividad. Pero el juguete oaxaqueño también es el espejo de las tradiciones, costumbres y anhelos de sus artesanos y artesanas.

IMPULSO AL JUGUETE POPULAR

Existe en el México actual una gran cantidad de juegos y recreaciones populares que se han mantenido por tradición, pese a los cambios provocados por la industrialización, el ritmo de la vida urbana, los medios de comunicación masivos y la penetración cultural. En Oaxaca está vigente.

“Tradicionalmente son los adultos quienes elaboran los juguetes populares y, al igual que en otras artesanías, las técnicas y conocimientos pasan de generación en generación”, señala Gloria Martínez López, directora del Instituto Oaxaqueño de las Artesanías (IOA).

En esencia, considera, el juguete tradicional cambia muy poco con el paso del tiempo, pero aun así, cada artesano hace innovaciones y pone algo propio en los objetos que elabora, reflejando en ellos su sentimiento artístico.

Martínez López, a través de la  institución a su cargo, por quinto año consecutivo impulsó el certamen del Juguete Popular Oaxaqueño, que  reconoce las manos mágicas de las y los artistas populares.

Resalta que “todas las piezas conservan la esencia de despertar en niños y adultos, un  sentido de acercamiento hacia aquello que nos identifica como oaxaqueños, como mexicanos”. Además, subraya, “tienen un  uso, pues sirven para jugar”.

La emisión anual 2015 reconoció 83 obras de arte popular con un estímulo económico y la exposición de éstas en el Museo del Palacio-Espacio de la Diversidad, en el Palacio de Gobierno, en el centro histórico.

A nivel nacional, durante los cinco años de la administración de Gabino Cué, 900 artesanas y artesanos oaxaqueños han sido reconocidos en concursos estatales, nacionales e internacionales.

El reconocimiento más próximo que recibió un artesano por este concepto fue para Jesús Hernández Torres, de San Martín Tilcajete, premiado por el gobierno de la República por La Lotería Mexicana, un juguete tallado en madera de copal, decorado con pintura acrílica, 54 figuras con nueve tableros y caja contenedora.

EL JUGUETE,  POR REGIÓN

En el municipio de Santiago Jamiltepec, en la región Costa, se elaboran tortuguitas y otras figuras de animales de barro; en Santa María Atzompa, municipalidad de la región de los Valles Centrales, animales y muñecas de barro rojo en molde y trastecitos de barro verde.

En las regiones de la Sierra Norte y Sur, los artesanos trabajaban con hueso, coco, cartón, concha, madera, hoja de maíz, metalistería, fibras vegetales y textil, entre otros materiales. La mixteca, con la vocación por el tejido de la palma natural, aporta juguetes elaborados con esa planta.

Al sur de la ciudad, en San Bartolo Coyotepec, los artistas populares realizan silbatos, animales, flautas y muñecas, todo en barro negro.

En esa misma zona, pero en el distrito de Ocotlán de Morelos, se hacen pequeñas figuras  que representan matrimonios, bautizos y velorios con figuras moldeadas a mano y pintadas al temple.

A su vez, en Santo Domingo Tehuantepec, en región del Istmo, sobresalen las muñecas elaboradas para el primer día del año, en barro decorado con colores vivos sobre blanco, llamadas tanguyú.

Cometas buscadores de espíritus

TEHUANTEPEC, Oax.— En casi todo el Istmo de Tehuantepec, como en gran parte del territorio oaxaqueño, los papalotes son  elaborados por los propios niños y niñas, que les dan diferentes formas y utilizan papel de china o plástico.

El viento del norte que pasa en el Istmo favorece el vuelo de los papalotes. Niños y adultos festejan si su papalote alcanza gran altura.

Las cometas se elaboran con varas de carrizo o con tallos secos de maíz, papel de china, pegamento o engrudo, en forma de cuadrado o hexágono; la “cola” está hecha con pedazos de papel o de tela.

En San Francisco del Mar los papalotes, dentro de la cultura indígena ikoots, tienen un valor especial: son utilizados para la pesca rivereña, y  al final de octubre, en un místico rito, sirven para encontrar el espíritu de los difuntos para conducirlos al altar de muertos.

El regreso de la diosa Tanguyú

La muñeca  representa a la divinidad del amanecer, que es esperada a principios de año.

TEHUANTEPEC, Oax.— En la época en que no existían los muñecos sofisticados, las niñas zapotecas de Santo Domingo Tehuantepec, en el Itsmo, al empezar el año, recibían un regalo muy especial: una pequeña muñeca de barro decorado con colores vivos, llamada Tanguyú.

El juguete de barro fue elaborado por las alfareras del barrio de Bixana, donde sigue la tradición de entregar la pieza en las fiestas para que las mujeres bailen el son de Tanguyú.

Según cuenta la tradición oral zapoteca, Tanguyú es la representación de la diosa del amanecer que un día apareció en Tehuantepec, pero al ver el desorden causado por su efímera visita, desilusionada, decidió irse, por lo que el primer día del año el pueblo zapoteca espera su regreso.

El cronista de Tehuantepec, Mario Mecott Francisco, comenta que “en la mitad del siglo pasado las alfareras ofrecían sus muñecas de barro sólo los días primero de enero. La muñequita era una pieza apreciada, pero efímera”.

“Eran juguetes efímeros de la niñez zaa de Tehuantepec y San Blas Atempa. A la par, también vendían un muñeco (semejante a un campesino) montado en un caballo”, recuerda.

Precisa que en un principio a la muñequita se le llamó Basayú y al muñeco Tanguyú.

Sin embargo, en algún momento de la historia del juguete de barro, a la muñequita se le empezó a nombrar Tanguyú.

La confusión ocurrió entre 1950-1960, cuando personas externas empezaron a escribir la historia de la región, pero con poco rigor”, refiere Mecott.

 

Con información de Excelsior

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.