Se mantienen elevadas emisión de gases en volcán de Colima

 México, D.F., 18 de julio de 2015 (Noticias México/Redacción Común).- La Coordinación Nacional de Protección Civil de la Secretaría de Gobernación, informó que el nivel de actividad sísmica del volcán de Colima se mantiene estable y las emisión de gases han ido disminuyendo en los últimos días; sin embargo se mantienen relativamente elevadas en comparación con las mediciones de los meses anteriores.

A través de la Dirección General con información del Centro Nacional de Prevención de Desastres (CENAPRED) y de la Universidad de Colima, la dependencia refirió que a partir de las muestras de cenizas y flujos piroclásticos se observó la presencia de minerales que indican un contenido relativamente alto de agua en el magma, lo que implica un potencial de explosividad, en comparación con los materiales expulsados en años recientes.

Las observaciones aéreas han permitido ver que la actividad de los días pasados resultó en la parcial destrucción del domo que se encontraba alojado en la cima, y en la formación de un cráter en forma de anfiteatro o herradura, abierto hacia el sur, a partir del cual se está alimentando un derrame de lava activo, de rápido desplazamiento en la misma dirección, en la zona de pendiente fuerte.

La orientación del presente anfiteatro hacia el sur favorece la futura canalización de los productos volcánicos en esa misma dirección, lo cual hace que las zonas colindantes con las barrancas Montegrande y San Antonio sean de alto peligro.

Los grandes volúmenes de material depositados en los cauces de estas barrancas favorecen la generación de flujos de lodo o lahares, ante la ocurrencia de lluvias torrenciales.

Para poder tener mejores resultados en el estudio del volcán se hacen envíos de fragmentos de magma al Centro Nacional para la Prevención de Desastres para su análisis más a detalle, destacó Protección Civil.

El informe menciona que en una reunión con el gobernador de Colima, Mario Anguiano, la Dirección General de Protección Civil y autoridades estatales se llegó a un consenso de disminuir a ocho kilómetros el radio de exclusión a partir del cráter del volcán así como la decisión de que la comunidad de La Becerrera en el municipio de Comala podría estar retornando paulatinamente a sus actividades.

Por lo anterior, la Coordinación Nacional de Protección Civil reiteró la necesidad de que la gente cubra su nariz y boca con un pañuelo o paliacate húmedo o cubre bocas; limpiar ojos y garganta con agua pura, utilizar lentes de armazón y evita los lentes de contacto para reducir la irritación ocular.

Cerrar ventanas o cubrirlas y permanecer lo más posible dentro de la casa, limpiar la ceniza acumulada en edificios sobre todo en los techos, suministros de agua y aire, canales, bajadas de las aguas, techos, azoteas, patios y calles. Depositarlas en bolsas y evitar que se vaya al drenaje.

Reducir el uso del automóvil ya que conducir sobre ceniza es peligroso para usted y su auto, cubrir los depósitos de agua y alimentos de consumo humano y ganado; así como reforzar la difusión de información relacionada con los efectos nocivos a la salud por inhalación de ceniza y consumo de agua y alimentos contaminados.

Respetar la zona de exclusión de ocho kilómetros a todo tipo de actividades, evitar la presencia en las barrancas del volcán, resguardar el ganado y evitar que consuma pastos y agua contaminados con ceniza volcánica.

Y mantenerse informado en las páginas: www.proteccioncivil.gob.mx y www.cenapred.gob.mx