Sanciona IMSS a trabajadora negligente que puso en riesgo la vida de menor de edad

Luego de que la señora María de Lourdes Rivera se quejara ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) y ante el propio Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) por una trabajadora que puso en riesgo la vida de su hijo el cual llegó al área de urgencias con una abertura en la cabeza producto de una caída y le obstruyó la atención médica, por fin el IMSS sancionó a la asistente médico Norma Guizar con notas de demérito y cuyo expediente quedará manchado por dicha acción.

El pasado viernes 20 de febrero el pequeño de tan solo 3 años de edad acudió con su mamá al área de urgencias de la clínica 75 que se ubica en la Avenida Camelinas para ser atendido de una lesión fuerte en la parte trasera de la cabeza con sangrado abundante pero nadie se encontraba en la ventanilla respectiva.

Desesperada, la señora ingresó al área médica para que su hijo fuera atendido pero le indicaron que tenía que esperar a la trabajadora, sin embargo cuando esta llegó, comenzó a maltratar verbalmente a la señora y a ponerle una serie de trabas para que su hijo no fuera atendido.

Decidida, la señora Lourdes acudió a la dirección de la clínica donde la apoyaron para que su hijo fuera atendido a pesar de que ya el pequeño se encontraba somnoliento y había que hablarle fuerte para evitar que se durmiera lo cual es muy peligroso.

Unos días después y a pesar de que en el área jurídica el IMSS intentaron hacer ver que la queja interpuesta estaba «traspapelada», el 10 de marzo nuevamente entregó el expediente y comenzó por fin el proceso de sanción.

Fue este viernes 10 de abril cuando se entregó la resolución de la Investigación Administrativa Laboral número I-72/2015 mediante oficio 179001410100 el cual resuelve: «una vez desahogadas las diligencias de investigación correspondientes y valorando todas y cada una de las actuaciones respectivas, la Subcomisión Mixta Disciplinaria resolvió sancionar con la aplicación de notas de demérito a la trabajadora adscrita al citado nosocomio».

Lo que quiere decir, según la explicación que le dieron a la señora Lourdes, que la asistente recibirá una sanción económica además de que la queja se enviará a su expediente personal donde de acumular más sanciones por la misma razón, se podría actuar con la rescisión del contrato en determinado momento.

Ante la resolución que le dio la razón, la señora agradeció al delegado Román Acosta Rosales por escuchar las quejas de los derechohabientes y no dejar en el abandono las molestias que se presentan cuando algún servidor público se olvida que está para atender a la ciudadanía y no para obstruir la atención que deben recibir todas y cada una de las personas que acuden a las clínicas y hospitales que dependen del IMSS.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.