Revelan ingresos millonarios del EI por venta ilegal de petróleo

El Estado Islámico (EI) obtiene unos 50 millones de dólares mensuales por la venta ilegal de petróleo de los pozos que mantiene hoy ocupados en Iraq y Siria, en lo que constituye su mayor fuente de ingreso.

Estas transacciones son el medio fundamental para sostener el autoproclamado «califato» que incluye grandes porciones de territorio sirio e iraquí, según una investigación de la agencia de noticias norteamericana Associated Press (AP), que cita fuentes de la inteligencia estadounidense.

Con esos recursos financieros, el EI es capaz de sostener una fuerza terrestre que combate a sus adversarios, además de que le permite adquirir equipamiento y contratar especialistas en el exterior para que la industria petrolera continúe en funciones.

El Gobierno estadounidense expresó a las autoridades de Turquía su preocupación por las importaciones de infraestructura energética por el EI hacia territorio sirio, incluyendo medios para extraer, refinar, transportar y producir energía, añade la pesquisa de AP, que adjudica este dato a un alto funcionario norteamericano que quiso mantener el anonimato.

Este grupo terrorista vende el crudo a bajos precios, a veces a 10 dólares el barril, a algunos intermediarios principalmente en Turquía.

Hasta hace unos meses el petróleo se trasladaba en grandes buques cisternas, pero ante el temor a los ataques aéreos de Estados Unidos y sus aliados, ahora los traficantes utilizan embarcaciones de menor capacidad.

Los fundamentalistas extraen como promedio alrededor de 30 mil barriles diariamente de Siria, que llevan a territorio turco, mientras en Iraq producen unos 20 mil barriles por jornada, en su mayor parte de campos en las afueras de la ciudad de Mosul.

El EI tiene bajo control en Siria 253 pozos de petróleo, en los que emplean 275 ingenieros y más de mil 100 trabajadores.

La coalición liderada por Estados Unidos lleva a cabo una campaña aérea contra objetivos de esta agrupación irregular en Iraq desde agosto de 2014, operación que se extendió a territorio sirio en septiembre del mismo año contra la voluntad del Gobierno de Damasco.

En total, esas fuerzas realizaron hasta el 21 de octubre pasado más de siete mil 600 bombardeos en ambas naciones, de ellos cuatro mil 933 en suelo iraquí y dos mil 670 en Siria, pero expertos y medios de prensa estadounidenses señalan que estas acciones fracasaron en su objetivo declarado de derrotar a los irregulares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.