Recordando a Jaime Sabines

“Espero curarme de ti en unos días” “habría que bajar a bailar ese danzón que tocan en el cabaret de abajo” “amanecí triste el día de tu muerte tía Chofi” “me encanta Dios”

Estas frases que leemos son sólo algunas de las tantas  que han pasado a la historia. A Jaime Sabines le preocupada el televisor, le preocupaba pagar su auto y le preocupaba ser un buen peatón ¿Quién era Sabines? Te contamos un poco…

Un 25 de marzo de 1926 nació en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas aquel quien años después se convertiría en uno de los poetas mexicanos contemporáneos más reconocidos del País, Jaime Sabines.

Sabines fue un poeta solitario, un poeta que se dejaba llevar por las cosas que veía a diario y de esas escribía. Jaime Sabines le escribía a la vida, a Dios, a su tía Chofi y hasta a las muchachas del aseo, le escribía al televisor y le escribió a su padre, el Mayor Sabines cuando murió.

Este poeta mexicano tuvo muchas facetas, antes de descubrir que quería dedicarse a la literatura estudió medicina y en su soledad un libro lo acompañó mientras extrañaba su tierra y a su amada Chepita: la Biblia.

También fue político, fue diputado federal y escribió algunos libros en los que dejaba su esencia, “Horal” fue su primera obra la cual escribió en un solitario cuarto del D.F

Otras obras de Sabines fueron Recuento de poemas, publicado en 1962 y que reúne sus obras La señal (1951), Adán y Eva (1952),Tarumba (1956), Diario, semanario y poemas en prosa (1961) y algunos poemas que no habían sido todavía publicados. Su obra más dolorosa  Algo sobre la muerte del mayor Sabines(1973) y otros recuentos de poemas.

Un 19 de marzo de 1999 Jaime Sabines murió pero sus poemas quedaron en la historia haciendo que el pueblo mexicano y las nuevas generaciones no lo olvidemos.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.