Protesta Pierre-Yves Artaud contra la escalada de violencia que detona la guerra

Testimonios de la guerra en Siria y condenas a los recientes atentados en París, Francia, y contra la escalada de  violencia,  se escucharon anoche en la duodécima edición de Instrumenta Oaxaca 2015, a través de la joven compositora mexicana Diane Syrse y del flautista francés Pierre-Yves Artaud, quienes  hicieron patente cómo la música puede ser elemento de denuncia pero también factor de conciliación.

 

Lo anterior ocurrió en un concierto celebrado en el Claustro del Centro Cultural San Pablo de esta ciudad, donde  coincidieron el estreno mundial de Asilo (o Asylum, en latín),  una obra inspirada en la situación que enfrentan miles de hombres, mujeres y niños sirios que huyen de la destrucción de su ciudad y buscan refugio en Alemania; y la presentación del afamado solista francés, quien improvisó un acto de protesta para enviar un mensaje “a todos estos pueblos que sufren igual que el mío, de violencia y brutalidad innecesaria”, y dedicarles la música de Bach como “himno a la paz y la belleza”.

 

Habían resonado ya los sonidos reproducidos en cinta eletrónica de bombas, misiles y disparos, y las voces en árabe, fragmentadas, de niños sirios de entre 6 y 12 años de edad, que expresan sus vivencias y traumas por la guerra, en la pieza comisionada a Syrse por Instrumenta Oaxaca 2015, cuando el flautista francés expresó su conmoción ante los atentados en París, haciendo suyas las palabras del novelista ruso Dostoievski, cuando menciona el mundo será salvado por la belleza, para puntualizar “creo que los artistas del mundo tenemos mucho que responder a estos actos de cobardía y violencia estúpida”.

 

En Oaxaca las noticias  de lo acontecido dos días antes en su país llegaron a los oídos de quien está considerado uno de los flautistas más importantes de la historia, mientras se encontraba en ensayo con ocho alumnos mexicanos de la máster class que imparte como parte del programa anual de perfeccionamiento y difusión musical.

 

“Es tristísimo que justo atacaron a París, que es una ciudad como muchas otras que es el pináculo o centro de lo que más odian las personas fundamentalistas: el arte y la cultura, porque propaga aquello que ellos temen que es un amor profundo y una diversidad que sólo existe en la posibilidad de la democracia. Los políticos no tienen ni idea de cómo manejar esto ni qué hacer, sin embargo, los artistas tenemos una carta más fuerte,  tenemos en nuestro arte la vacuna contra el odio, que son la  fuerza y  belleza que la sustancia musical tiene”, opinó más tarde, en entrevista.

 

Y agregó “no pude más que entristecerme profundamente y fue por esto que pienso que  los artistas debemos y podemos hacer más si continuamos para construir  en la belleza, en la tolerancia y en el amor representados por la música”.

 

“Es increíble que haya gobiernos que cortan sistemáticamente la cultura, cuanto es  lo contario lo que  se necesitaría; lo que deberían de hacer es darle más dinero y apoyo a la cultura para que esta no violencia y amor que tiene la comunicación artística fuera lo que puede tapar un poco estas heridas espantosas. Me enoja mucho, parece  que todo mundo lo sabe, menos los políticos”, dijo Pierre-Yves Artaud.

 

Y remató “hoy me enteré que Francia hace un bombardeo a Siria y mucha gente  puede decir que esto es normal, que esto se esperaría, pero es increíble cómo la gente que gobierna no entiende:  lo único que la violencia genera es más violencia, que es un círculo que nunca acabará”.

 

Momentos antes de la protesta pública de Artaud, Alejandro Tello -oboe principal de la Orquesta Sinfónica Nacional- interpretó la pieza dedicada a él por Diana Syrse, una compositora  que transmuta sus preocupaciones  sociales en torno a temas como la guerra, la violación y el aborto a través de la música.  Asilo es su más reciente obra. Fue escrita para oboe/corno inglés y cinta electrónica con sonidos  tomados de videos de la guerra real en Siria y entrevistas a refugiados.

 

“Nuestro  pueblo se ha convertido en un desierto. Siete aviones lanzaron cuatro o cinco bombas y ahora puedes encontrar el paisaje aplanado que llega hasta el horizonte. Aviones llegaron y nos bombardearon, a nosotros nos pegó una metralla”, se oye decir en árabe, a una niña siria de siete años de edad.

 

Las voces de otros pequeños se entretejen con la interpretación del oboísta solista, quien representa “a uno de esos refugiados que busca un lugar donde encontrar la paz para su familia y sus creencias, enfrentando los recuerdos que ahora son heridas y las dificultades para adaptarse a un nuevo lugar”, ha explicado Syrse, quien es una talentosa compositora y directora de orquesta, con estudios en Estados Unidos y Alemania, que fue la primera mujer mexicana en dirigir y componer para el Palacio de Munich (Residez) apoyada por la Academia de las Bellas Artes de Munich.

 

El concierto tuvo otros  memorables momentos como la intervención del reconocido marimbista chiapaneco Javier Nandayapa, quien con su esposa Mirna Yam – en el cajón peruano- interpretaron la obra de Jorge Callejas (1971)  Persiguiendo a Ichic Ollco,  una obra con sonidos y sabor andino; y  cuando Pierre-Yves Artaud  y un sexteto de flautas formado por algunos de sus  alumnos mexicanos tocaron Stac-flat, de Roger Bourdin, para cerrar el quinto concierto de Instrumenta Oaxaca 2015, en medio de una gran ovación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.