Pichilinguillo, playa Michoacana que es azotada por la inseguridad

Las actividades criminales destruyen cada vez más la convivencia y las posibilidades de desarrollo económico en gran parte del territorio nacional; en Michoacán, la playa de Pichilinguillo hoy es una playa fantasma, esto, derivado de los homicidios y extorsiones de una organización criminal.

La playa de Pichilinguillo se convirtió en un sitio turístico abandonado, los habitantes y prestadores de servicios huyeron por las amenazas, extorsiones y homicidios que comenzaron integrantes de ‘Los Tena’, una célula criminal, escisión de ‘Los Caballeros Templarios’, comandada por Fernando Cruz Mendoza, alias ‘El Tena’.

Los dueños abandonaron sus palapas, restaurantes, hoteles, lanchas y tiendas en esta playa que está en el municipio de Aquila, Michoacán, a 110 kilómetros del puerto Lázaro Cárdenas.

En la década pasada, Pichilinguillo se convirtió en uno de los sitios turísticos emergentes de la región, incluso, el gobierno de Michoacán instaló espectaculares donde la anunciaban como una de las maravillas naturales escondidas en la costa.

Leopoldo Pulido, de 75 años de edad, fundó este sitio turístico en 1980, 39 años después, el pasado 19 de julio, sicarios de ‘Los Tena’ asesinaron a su hija Zenaida Pulido, dueña del restaurante ‘El Cisne’.

Después del asesinato de Zenaida, toda la familia Pulido, abuelos, padres e hijos, tuvieron que salir dejando sus hoteles y restaurantes, los cuales ya fueron saqueados.

Dos meses después, en septiembre pasado, el grupo criminal de ‘Los Tena’ asesinaron a cuatro integrantes de otra familia, los Cisneros, dueños de otro restaurante.

El abandono es tal, que la escuela de la localidad cerró, y en la playa como en las calles se observan casas, autos y lanchas sin dueño,

Con información de En Punto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.