Mamá de joven muerto por camión de Pepsi exige justicia o iniciará huelga de hambre afuera de la empresa

La tragedia que vive Isabel Lara Hernández tras perder el año pasado a su hijo Fernando Dueñas Lara después de que un camión de la empresa refresquera Pepsi chocó contra la unidad en que el chico se trasladaba a Morelia y meses después perder a su pareja por una enfermedad que no le permitió ver que la justicia llegara, obligó a la señora a buscar otra manera de exigir que el caso se aclare la cual encontró en las manifestaciones a las afueras de la empresa junto a un grupo de personas que la acompañan y que de no conseguirla, está dispuesta a iniciar una huelga de hambre hasta que se aclaren los hechos.

Con mucho dolor, la señora Isabel relató que el 26 de mayo del año 2018, su hijo venía manejando a la altura del kilómetro 22 de la carrretera Morelia-Quiroga en la Comunidad de Palmitas cerca de Capula cuando de repente, el camión de la empresa refresquera con llantas completamente lisas, invadió su carril y lo sacó de la carretera donde falleció debido al impacto pues la camioneta quedó prácticamente inservible .

A partir de ahí comenzó el calvario primero de su esposo y luego de ella, pues los representantes legales de la empresa en lugar de hacerse responsables, hicieron creer a las autoridades que el joven tuvo la culpa del choque a pesar de que el chofer del camión dejó la unidad prácticamente atravesada en la carretera y en su interior, se encontraba una pequeña garrafa de charanda que presumiblemente iba ingiriendo el conductor pero no conformes con esas pruebas, la empresa culpó al muchacho que murió y aparte, exigen la reparación de los daños que presentaba el camión.

Tras buscar asesorías legales donde al menos tres supuestos abogados antes que otra cosa, primero le pidieron dinero sin resolver nada, finalmente consiguió tener el expediente el cual se encontraba «maquillado y alterado» pues en él, se señalaba que el joven venía en estado de ebriedad, «cuando mi hijo ni tomaba y eso quedó constatado con las declaraciones ante la autoridad de la muchacha que viajaba con él al momento el impacto quien dijo que si ella hubiera visto que Fernando había tomado, no se hubiera venido con él».

Fue el pasado sábado 7 de septiembre cuando en compañía de un grupo de personas, decidieron manifestarse en la empresa refresquera que se ubica en el libramiento poniente muy cerca de las vías del tren pero en lugar de buscar un diálogo con los representantes legales, recibieron la amenaza de que serían denunciados ante la autoridad y retirados con la fuerza pública aunque más tarde, cupo la cordura y recibieron a la señora a quien le indicaron que esta semana la buscarían para entablar un diálogo.

Finalmente la señora Isabel se dijo desesperada por las muchas veces que se ha alterado el expediente a favor de la empresa, y agregó, «suponiendo que mi hijo hubiera venido tomado, nunca le dijo al camión vénteme encima, eso no se me hace justo», a la vez que sostuvo que ella no tiene nada más que perder y esta semana llevará a cabo otra manifestación y si con la protesta no se atiende su caso ni el Ministerio Público actúa con apego a la ley, «iniciaré una huelga de hambre en la puerta de la Pepsi hasta que sea el propio gobernador quien tome cartas en el asunto y se actúe conforme a derecho pues estamos seguros, reiteró, de que la autoridad está actuando a favor de la empresa y está perjudicando a mi hijo», concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.