Derribo de árboles frente a Cenadores de Santa María están en propiedad privada y cuentan con aval del Ayuntamiento 

Los árboles que se están derribando al interior de un predio que se ubica en la calle Rey Tanganxoán II en la parte trasera de los Cenadores de Santa María están en propiedad privada y su dueño solicitó de manera legal que fueran tirados para evitar afectaciones a la ciudadanía pues varios de ellos representaban un riesgo para la vialidad en caso de colapsarse por lo que el Ayuntamiento le otorgó los permisos correspondientes previo dictamen de riesgo.

Así lo señaló el Director de Protección al Medio Ambiente del Municipio de Morelia, Alfonso Suárez López luego de que ciudadanos denunciaran en redes sociales que se estaba gestando un “ecocidio” en la subida a Santa María lo cual negó, ya que el predio es propiedad privada y unos ya estaban muertos, otros presentaban plagas y uno que aunque estaba sano, sus ramas representaban peligro para los automovilistas pues estaba bastante inclinado.

“Se autorizó el derribo de nueve eucaliptos que presentaban riesgo a la población por que tres estaban muertos, cinco estaban muy plagados y uno que estaba sano pero con un crecimiento enorme que hace que se incline con dirección a la vialidad con el riesgo de desplome, los cuales fueron autorizados pero en su lugar, se están plantando 100 pinos de dos metros de altura y el propietario entregó al municipio 90 árboles liquidambar para ser plantados en otras áreas de la ciudad”, expuso.

Negó que el lugar esté considerado como área natural protegida “pues desde hace cuarenta años está como propiedad privada la cual cuenta con una licencia de construcción para una casa habitación por lo que queda descartado lo que se especuló en las redes que van a construir un hotel o una gasolinera”.

Indicó que cuando se solicitó el dictamen, la Dirección del Medio Ambiente acudió a realizar la inspección correspondiente con los técnicos para que hicieran la valoración de los árboles y se concluyó que, de lo que ellos solicitaban, esos nueve eran los que ameritaban su derribo por el riesgo que representaban.

El funcionario municipal agregó que aún hay un riesgo por al menos dos árboles, un cedro y un eucalipto que están muertos pero fuera de la propiedad señalada por lo que será el Ayuntamiento el que lleve a cabo el retiro de ambos y la Dirección de Parques y Jardines los derribará en su momento.

Finalmente Súarez López recordó que se está haciendo un trabajo de campo llamado Treeatlón que no es más que un Mapeo Social Masivo de Arbolado Urbano mediante el cual, se podrá conocer a final de año,cuántos árboles hay en toda la ciudad de Morelia, sus condiciones de salud, sus características, su especie, su altura y por ende, podrá conocer cuáles deben ser derribados por representar un riesgo ciudadano, finalizó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.