Crisis evidencia que 80 por ciento de gasolina vendida en Guanajuato era robada

Guanajuato es uno de los estados más afectados por la falta de combustible en las gasolineras.

La demanda de gasolina en Guanajuato es de 40 mil barriles diarios, pero actualmente recibe 10 mil.

La refinería de Salamanca tiene capacidad para producir 240 mil barriles diarios, pero no está operando debido al cierre del ducto Tula 3, por el que se transporta el aditivo MTBE, que permite que la gasolina opere.

Ante la crisis, el aditivo MTBE llega en cantidades insuficientes, y mediante pipas, desde Ciudad Madero, Tamaulipas.

De las 600 estaciones de servicio que hay en Guanajuato, 115 están abiertas, mientras en León, de las 196, solo 12 tienen combustible.

La falta de hidrocarburo también está causando disminución en la actividad productiva del estado y ha provocado que las calles luzcan prácticamente vacías.

De acuerdo con datos de Pemex, el abasto irregular de combustible también puso al descubierto que muchas de las estaciones de servicio en el Bajío adquirían gasolina robada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.