Comerciantes Ambulantes «invaden» Morelia

A pesar de las quejas y reclamos de los comerciantes establecidos, de los empresarios que crean empleos, pero sobre todo de la ciudadanía que a diario se percata que hay un nuevo vendedor informal en alguna calle de Morelia, el Ayuntamiento se ha convertido en una autoridad a la que parece no le importa la opinión de los morelianos y sigue permitiendo que los ambulantes prácticamente «invadan» la ciudad.

Y es que arterias sumamente importantes como la Avenida Lázaro Cárdenas se ha convertido en una vialidad difícil de transitar tanto como peatón, como por los automovilistas que solo ven cómo un carril de circulación se ha convertido en un auténtico mercado de la misma manera que la banqueta del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) ubicado sobre la Avenida Camelinas donde los vendedores se han apoderado de la zona.

La Avenida Madero Poniente no se queda atrás y cerca del Obelisco a Lázaro Cárdenas sobre las márgenes del río grande, un gran número de vendedores impiden incluso el paso peatonal pues sobre las banquetas tienen instalada su mercancía que reduce el ancho de la banqueta y los peatones tienen que sufrir para caminar.

Los distribuidores viales de la salida a Charo y a Quiroga, se han convertido también en tierra de nadie y tanto los vendedores pueden poner su mercancía donde mejor les parece, como el servicio público cuyos conductores se pueden detener en cualquier parte sin que sean molestados por autoridad alguna.

Pero el lugar que últimamente se encuentra en el ojo del huracán por parte de los ciudadanos, es la calle Jesús González Ortega que se ubica a un costado del IMSS de la Avenida Madero y del Templo de Mater Dolorosa donde un grupo de vendedores, otra vez se hicieron presentes y se encuentran prácticamente establecidos en las banquetas donde hace algunos años quienes se encontraban en esos espacios, fueron retirados por la autoridad en su momento.

Cabe recordar que en voz de los comerciantes establecidos, se han dicho cansados de la competencia desleal que representan los informales y han amagado con que en caso de que la autoridad no haga algo para impedir que los ambulantes invadan las calles, ellos estarían buscando salir también a las calles y así dejar de pagar impuestos, agua, luz y hasta evitar contratar empleados hasta que sea aplicada la ley y retiren a quienes infringen el reglamento que impide el comercio en la vía pública.

Se buscó la versión del, todavía, Secretario de Servicios Públicos Municipales, Ramón Valtierra Sánchez de quien depende la dirección de Mercados y Comercio en la Vía Pública pero no se pudo obtener su postura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.