Preso mata a golpes a dos pedófilos dentro de la cárcel que compartían

Un hombre identificado como Jonathan Watson asesinó a dos pedófilos que abusaron de menores de 14 años y fueron traslados a la prisión en que este actualmente paga su condena.

Los pederastas fueron asesinados a golpes y estaban sentenciados a cadena perpetua. Sus nombres eran David Bobb, de 48 años, y Graham De Luis-Conti, de 62 años.

Watson empleó un bastón de otro compañero para terminar con la vida de estos sujetos y más tarde confesó su crimen mediante una carta dirigida a The Mercury News.

El primer acercamiento que Watson tuvo con los pederastas fue cuando lo transfirieron a otra celda donde el primero de estos le confesó que pasaba las horas viendo pornografía infantil en su televisión.

Después de este encuentro, Jonathan pidió un cambio de cuarto pues confesó que no podía pasar tiempo junto a un pederasta sin tener la sensación de querer asesinarlo.

Las peticiones de Watson fueron ignoradas y, según sus propias declaraciones, su custodio “se burló e hizo caso omiso de la advertencia”.

Dos horas después, Jonathan regresó a su celda y vio que Bobb ponía pornografía infantil en la televisión sin importarle la presencia de otros reos.

Esto desató la ira de Watson y fue así como este agredió al pederasta con un bastón hasta terminar con su vida.

Después del crimen, Jonathan buscó a las autoridades carcelarias para decirles lo que había hecho, pero cuando estaba en camino hacia ellas se encontró con De Luis-Conti. Este se encontraba en prisión por haber traficado con menores y por ello Watson no pudo evitar golpearlo hasta matarlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.