Presentan resultados de la segunda semana de lucha contra dengue y chikungunya

Continua en 794 el número de casos de fiebre de chikungunya y 716 de dengue en Michoacán informó el secretario de Salud en el Estado, Carlos Aranza Doniz quien este lunes dio a conocer a través de un informe los resultados de las actividades realizadas durante la Segunda Semana Nacional de Lucha contra estas dos enfermedades.

Estas cifras dijo el secretario colocan a Michoacán en el lugar número 11 a nivel nacional. En este informe Aranza Doninz destacó que participaron 120 instituciones entre gubernamentales, no gubernamentales, empresas y Sector Salud, así como la colaboración de 7 mil 200 escuelas de Nivel Básico y Medio Superior  para el combate de las enfermedades.

El funcionario señaló que dichas actividades se llevaron a cabo del 31 de agosto al 4 de septiembre, las que dieron como resultado la realización de 7 mil 983 jornadas de Lava, Tapa, Voltea y Tira en planteles educativos y diferentes entornos, además de distribuir 206 mil 382 materiales educativos y eliminar 135 toneladas de criaderos, con lo que se benefició a un millón 350 mil personas.

Puntualizó que durante el presente año se han efectuado las siguientes actividades en 142 localidades ubicadas en 40 de los municipios más afectados: “se trabajaron 140 mil viviendas para control larvario, en rociado intradomiciliario de 22 mil viviendas y se nebulizaron 34 mil hectáreas”.

El titular de la dependencia subrayó que se otorgaron mil 500 pabellones impregnados con insecticida en las áreas más desprotegidas de los municipios endémicos y se proporcionaron cuatro cuatrimotos a las jurisdicciones sanitarias de Zitácuaro, Uruapan, Apatzingán y Lázaro Cárdenas, para realizar actividades de nebulización en las áreas de difícil acceso.

Carlos Aranza enfatizó que se continúa con la vigilancia epidemiológica en todo el estado, sin embargo, recalcó que estas actividades deben llevarse a cabo de manera cotidiana, como el patio limpio y cuidado de agua almacenada, para así evitar la reproducción del mosco transmisor, además de que ante la mínima presencia de sintomatología se debe acudir a los centros de salud más cercanos.

Recordó que los síntomas del dengue son: fiebre alta, dolor de cabeza, dolores musculares, articulares y dolor detrás de los ojos y si se complica pueden presentarse sangrados de leves a severos que pueden poner en riesgo la vida de los enfermos.

Mientras que en la enfermedad por virus chikungunya, los dolores musculares y articulares son mucho más intensos, lo que llega a provocar una incapacidad transitoria durante el proceso de desarrollo de la enfermedad: “en la enfermedad por chikungunya, a diferencia del dengue, no hay manifestaciones de sangrado”.

Recalcó que el mosco responsable de su transmisión habita en donde hay agua limpia y busca lugares oscuros y húmedos para reposar; los criaderos favoritos del mosco son todos los recipientes que pueden contener agua, tales como: frascos, vasos, platos, corcholatas, juguetes en desuso, cubetas, tinas, floreros, bebederos, macetas, pilas, tambos, cisternas o aljibes.

Manifestó que el objetivo primordial de esta lucha es prevenir y contener la transmisión del dengue y chikungunya, con la participación de los tres niveles de gobierno, pero principalmente, con la suma del esfuerzo de la población para eliminar los criaderos del mosco y evitar la picadura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.