Política Al Margen Por Jaime Arizmendi

Argonmexico / ¿No hay partido en cuál confiar? El 4 de junio de 2016 se renovarán 12 mandos estatales cuyos gobernadores fueron elegidos en 2010. Y si bien, ocho de ellos llegaron con la unción de su partido, el mismo que de sus predecesores; los otros cuatro ganaron la elección cobijados por una alianza opositora, aunque hubo otras tres que perdieron los comicios ante el abanderado oficial en turno.

Bajo este último esquema, los que lograron suceder en la silla grande de su entidad a sus “jefes” fueron: Aguascalientes, Carlos Lozano; Chihuahua, César Duarte; Durango, Jorge Herrera; Hidalgo, Francisco Olvera;Quintana Roo, Roberto Borge; Tamaulipas, Egidio Torre Cantú; Zacatecas, Miguel Alonso; y Veracruz, Javier Duarte de Ochoa.

Mientras que por la unión de partidos contrarios al que gobernaba cada entidad accedieron: Gabino Cué, por Oaxaca; Rafael Moreno Valle, Puebla; y Mario López Valdés, Sinaloa (los tres entonces comandados por priístas; así como Mariano González Zarur quien encabezó a su vez una alianza con el PRI en Tlaxcala, y derrotó en las urnas al PAN y al corrupto gobierno neopanista de Héctor Ortiz Ortiz.

Pero ahora, luego de los resultados comiciales del 7 de junio último, pareciera que los candidatos de partidos gobernantes no sólo deberán enfilar sus baterías hacia sus contrarios que aspiren con el amparo de una alianza opositora; también se las tendrán que ver con quienes se postulen por la vía independiente.

Eso lo advierten casos como el de Jaime Rodríguez Calderón, “El Bronco”, quien arrasó en las urnas a sus contendientes por la gubernatura del estado de Nuevo León; o de otros independientes que se alzaron con la victoria comicial como el sinaloense Manuel Clouthier, quien solo aspiraba a la diputación federal por el V Distrito y obtuvo votos a su favor en toda la entidad.

Así las cosas, resulta evidente que para el 2016 los candidatos independientes podrían poner su grano de arena en la reconstitución de la democracia en México; sobre todo, como una forma social de cerrarle el paso a las imposiciones que se han venido registrando en las tres últimas décadas desde los mandos gubernamentales, o de las directivas partidistas.

En esa tarea, tienen mucho qué hacer y aportar los (para algunos) “medios complementarios” de comunicación. Esa nueva telaraña de la libertad de expresión conformada por comunicadores con experiencia, estudiantes y/o ciudadanos comunes quienes aprovechan páginas web, blogs y todo tipo de las llamadas redes sociales; con mensajes reprobar y anular a partidos y dirigentes.

Si bien la reforma electoral de 2014 abrió las puertas a las candidaturas independientes; es muy factible que quienes la impulsaron no imaginaron el rango de votantes que podrían alcanzar. No advirtieron el nivel de participación ciudadana que conseguirían en su primera incursión electoral.

El Libro Séptimo, Título Primero en sus artículos del 357 al 430, de la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales (Legipe), se establecieron excesivos porcentajes de firmas, de “respaldo ciudadano”, respecto al padrón electoral por estado, municipio o distrito; para que alguien lograra su registro como candidato independiente.

Lo cierto es que en las campañas pasadas tanto los candidatos como los dirigentes de los partidos políticos con registro o sin él, se quedaron con el dinero destinado a la propaganda y promoción del voto. Los resultados ya son claros. Dime cuánto gastas… y nos vemos el primer lunes de junio de 2016, 2017, 2018…

 

Irá contra corruptos embozados… Diputado federal con licencia y desde el sábado 7 de noviembre nuevo presidente nacional del PRD, Agustín Basave alertó tajante un día después que habrá una limpia en ese partido y que no le temblará la voz para señalar a los gobiernos, ni solapará a ningún delincuente que se escude tras el emblema del sol azteca.

El Consejo Nacional perredista lo eligió con 295 de los 304 votos. Su compañera de fórmula, Beatriz Mojica Morga, asumió la Secretaría General. Basave Benítez urgió enseguida a crear una comisión para combatir la corrupción interna y transformar al PRD. Propuso una etapa de revisión que termine en sanciones reales que incluyan expulsiones de quienes se hayan corrompido.

Tras rápido proceso de votación, cuyo periodo concluirá en 2017, respecto a una posible alianza electoral, dio a conocer que ha buscado a Andrés Manuel López Obrador, líder de Morena. Sostuvo que para lograr una verdadera transformación del instituto político es necesaria la creación de una comisión para revisar los casos de corrupción interna del partido.

Propondrá crear una comisión para analizar los casos de corrupción interna del partido. “No uno, varios, muchos que se empiecen a estudiar, sin que se convierta esto en una cacería de brujas, que sí sea el inicio de una etapa de depuración interna, que acabe en sanciones reales y, ¿por qué no?, en expulsiones de los perredistas que se han corrompido”.

Exhortó a sus compañeros de partido a no solapar criminales, a vigilar los gobiernos perredistas y a ser más cuidadosos al momento de seleccionar a sus candidatos, de cara al proceso electoral 2015-2016. No solapemos a ningún delincuente que se escude tras de nuestro emblema, por poderoso o útil que sea; más vale perder una clientela que recibir el repudio ciudadano”.

No obstante, ante casos como el del exalcalde de Iguala, José Luis Abarca, Basave Benítez pidió no permitir que el gobierno actúe de modo selectivo y faccioso de cara a las elecciones. Propuso exigir que la justicia sea ciega y, antes, que los aparatos de inteligencia, de seguridad y de procuración de justicia sean daltónicos, que no distingan colores partidarios, que no actúen sólo contra los nuestros y dejen impunes a los suyos”.

Respecto a López Obrador, no descartó algún tipo de acercamiento con Andrés Manuel ni con dirigentes de Morena para revisar una probable alianza electoral. “Le he mandado un par de mensajes. Me gustaría sentarme a hablar con él. Es un resolutivo del Congreso Nacional que pide privilegiar las alianzas con las izquierdas. Vamos a cumplirlo, si ellos no quieren pues, entonces, tendremos que tomar nuestras decisiones.

“Que nadie se confunda, voy a encabezar un partido opositor, y no me temblará la voz para denunciar las corruptelas gubernamentales que lastiman a la gente. Estaré en la mejor disposición de hablar con este gobierno y con su partido cuando sea necesario. Pero en el diálogo puede haber coincidencias y discrepancias”. Era urgente darle otro rostro al sol azteca, sin el tufo de los Chuchos…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.