Policías y normalistas juegan «al gato y al ratón»; los persiguen y les quitan autobuses robado

Mediante operativos implementados a diario en las inmediaciones de la Escuela Normal Rural de Tiripetío, los elementos policiales tratan de evitar que los jóvenes normalistas roben autobuses, bloqueen la circulación de la carretera para pedir dinero o lleguen a las diferentes casetas de cobro y exijan la cuota que el automovilista debe pagar por transitar mientras que los muchachos, burlan el cerco y con operación «hormiga» llegan a Morelia y roban autobuses jugando con la autoridad «al gato y al ratón».

Y es que en el marco del inicio del ciclo escolar 2015-2016 donde los normalistas ya deberían estar en las aulas preparándose para enfrentar los retos que implica la Reforma Educativa y las evaluaciones que les permitirán contribuir a mejorar el nada honroso penúltimo lugar que tiene Michoacán de rezago educativo en las escuelas del nivel básico, por el contrario se han dedicado a andar en las calles buscando la reacción de los policías.

El pasado lunes los normalistas llegaron a Morelia donde robaron la unidad 561 de la línea Purhépechas en la zona de Xangari y comenzaron a transitar hacia la salida a Quiroga sobre el libramiento poniente para trasladarse a las casetas de cobro a pedir dinero pero fueron interceptados por los policías quienes dialogaron con ellos y les quitaron el autobús dejándolos a la deriva.

Ayer martes, la situación fue similar ya que tras robar otro autobús en la salida a Pátzcuaro, nuevamente los jóvenes encapuchados llegaron al libramiento poniente en su cruce con Avenida Periodismo donde ya los esperaban más encapuchados hasta donde llegó la policía y tras un breve diálogo, les quitaron el autobús y comenzaron a marchar sobre el periférico hasta las oficinas del sindicato de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

Pero ahí en la CNTE ya tenían otro autobús que trasladaron a la Escuela Normal Superior donde intentaron burlar a los policías y partir nuevamente a las casetas de cobro pero en el cruce de la Avenida Madero Poniente y la Avenida Héroes Anónimos de la Independencia, fueron interceptados otra vez por los elementos policiales quienes les quitaron la unidad y los dejaron a pie.

Tras el fallido intento, los normalistas caminaron asoleados y frustrados sobre la Avenida Periodismo hacia la normal superior donde se resguardaron en espera de buscar otra oportunidad para burlar el cerco policial que se ha implementado desde hace varios días donde la instrucción que tienen los uniformados, es no permitir que sigan violentando los derechos de terceros y mucho menos afecten el patrimonio de los empresarios quienes durante mucho tiempo habían señalado la falta de acción de las autoridades y ahora ven con agrado que se está actuando en contra de quienes se empeñan en seguir violentando el estado de derecho aunque tengan que perseguirlos a diario como el gato al ratón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.