Policías intentan culpar a unos ratones de robar mariguana

Ocho policías argentinos fueron «despedidos» luego de que desapareciera casi la mitad de una tonelada de mariguana de un almacén de policía.

¿Cuál fue la excusa de los agentes de seguridad? Bueno, dijeron que se la habían comido unos ratones hambrientos, por supuesto.

El The Guardian informó que descubrieron que había desaparecido la hierba durante un control del almacén de Pilar, ubicado a unos 60 kilómetros fuera de la capital de Argentina, Buenos Aires. Los seis mil kilos de mariguana habían sido almacenados allí durante unos dos años, pero, durante ese control, los inspectores notaron que faltaban aproximadamente 500 kilos. Las sospechas pronto recayeron sobre Javier Specia, el excomisionado de la policía de Pilar, y algunos de sus subordinados.

Cuando se presentaron ante el tribunal, la excusa que utilizaron los oficiales y el excomisionado fue idéntica: «se la comieron unos ratones». El The Guardian informó que un portavoz del juez que falló sobre el caso dijo que los expertos descubrieron que había muchas sospechas sobre la excusa, una de las cuales fue que no había ratones muertos.

Hasta el momento, no se sabe exactamente por qué desapareció la hierba, pero es casi seguro que no fueron los ratones, como ellos mencionan. Sin embargo, Specia comparecerá ante un tribunal el próximo 4 de mayo, cuando el juez determine si la mariguana que falta es el resultado de una acción directa o de negligencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.