Ofrece Sergio Sarmiento charla sobre Franz Kafka

19 de junio de 2015 (Maya Comunicación/Círculo Digital)  Mucho del encanto de la narrativa de Franz Kafka descansa en la angustia personal que experimenta un personaje en medio de una situación absurda, ya sea porque se siente atrapado, convertido en un insecto o porque intenta resolver un problema burocrático o porque se enfrenta a la autoridad.

 

De esa manera el periodista Sergio Sarmiento identifica parte de la esencia de la literatura del escritor nacido en Praga en 1883. El también analista político impartió la charla Kafka, este 18 de julio como parte de las actividades del Guanajuato International Film Festival que arrancó en San Miguel de Allende y que continuará en Guanajuato capital.

 

En la Casa Banamex, en pleno corazón de esta ciudad, considerada patrimonio cultural por la UNESCO, Sergio Sarmiento abordó aspectos fundamentales que a su juicio ofrecen claves para constatar la presencia del trabajo del autor originario de Praga, tanto en la literatura como en la cinematografía.

 

Sarmiento señaló que el filme fundamental para entender la filmografía sobre Kafka es El proceso (Orson Welles, 1962). “Cuando salió esta película el mundo todavía no se había enamorado de Franz Kafka, pues fue en los años sesenta cuando surgió esta obsesión por el autor”, aseguró. El periodista agregó que la película no tuvo ningún éxito comercial ni crítico, pero con el tiempo se ha venido revaluando.

 

Otros títulos importantes sobre la presencia de la obra de Kafka en el cine son El castillo (Rudolf Noelte, 1968), Kafka (Steven Sodebergh, 1991), otra versión deEl proceso (David Hugh Jones, 1993) a partir de una adaptación del dramaturgo Harold Pinter, una versión rusa de El castillo (Aleksei Balabanov) muy adaptada a las circunstancias de Rusia en 1994, otra versión de El castillo (1997) de Michael Haneke, y también una versión de La metamorfosis (2012) de Chris Swanton.

 

Para el conductor televisivo la impronta de Kafka en la cinematografía es tan grande como lo es en la literatura. Incluso existen películas que aparentemente no denotan influencia kafkiana, pero que definitivamente muestran un sello indirecto del autor, como es el caso deBlade runner (Ridley Scott, 1982) o Brazil (Terry Gilliam, 1985).

 

Sobre el clásico relato La metamorfosis, el conferencista comentó que desde 1915 “se ha venido introduciendo a través de un proceso gradual, pues Kafka no tuvo éxito inicialmente como escritor”. Indicó que se trata de una de las novelas más citadas, pero no así una de las más leídas. Esto “porque siempre daba la impresión de que La metamorfosis o las obras de Kafka eran un poco aburridas, pero encontramos que todo mundo sabe lo que significa kafkiano”.

 

La metamorfosis es una obra que nos mete de lleno a la literatura de la imaginación. Sarmiento citó la muy conocida primera frase de este texto: “Cuando Gregorio Samsa se despertó una mañana después de un sueño intranquilo, se encontró sobre su cama convertido en un monstruoso insecto”.

 

Se trata de un puñetazo. Sarmiento dice que en su novela Kafka recibe al lector apenas en su primera frase con un puñetazo, porque ese era su concepto de la literatura: “En muchos de sus apuntes Kafka decía que si un libro que leemos no nos despierta de un puñetazo, para qué leerlo”.

 

Sergio Sarmiento impartió cátedra Kafka a propósito del tema alusivo del GIFF de este año: Mexicomorfosis, el cual rinde homenaje a la influyente novela escrita por Kafka. Y es que el próximo octubre se cumplirán 100 años de haberse publicado por primera vez.