Necesario prevenir la violencia en menores y no permitir que se vea como un acto normal

18 de noviembre de 2015 (Maya Comunicación) Durante la Jornada de Derechos Humanos: Buen trato por la infancia, diputados y expertos coincidieron en atender y prevenir la violencia hacia los menores y no permitir que se vea como un acto normal.

En el evento, realizado en el marco de la conmemoración “Noviembre morado, mes del buen trato por la infancia”, campaña dirigida por Sinceraser A.C., participaron diputados presidentes de las comisiones de Radio y Televisión; Atención a Grupos Vulnerables; Derechos de la Niñez y Derechos Humanos, así como asociaciones civiles en la materia y un representante de la Secretaría de Gobernación (Segob).

La presidenta de la Comisión de Radio y Televisión, diputada Lía Limón García (PVEM), dijo que actualmente el maltrato infantil no sólo involucra aspectos físicos o psicológicos, sino también agresiones que se generan en el hogar, el trabajo, la calle, a través de redes sociales y diversas plataformas tecnológicas; por ello, apuntó, “es necesario conocer las causas y orígenes, así como los factores de riesgo”.

La promovente del evento, que se realizó en las instalaciones de San Lázaro, precisó que la visión del Estado debe ser una política de prevención de la violencia que involucre no sólo a la familia, sino a las empresas y patrones, escuelas y la sociedad en conjunto, bajo el concepto de responsabilidad y ética social.

“No podemos permitir la violencia en los menores, los golpes en su casa, un asesinato y que vivan en una sociedad donde la agresión sea normal, porque lo único que estamos generando es que se repliquen estos actos a futuro”, advirtió la legisladora.

Resaltó que a la Cámara de Diputados preocupa los actos de abuso, violencia o atropellos en contra de personas vulnerables, no sólo física, sino psicológicamente.

Ante ello, reiteró su compromiso y el de las organizaciones civiles asistentes al evento por trabajar a favor de la infancia y en contra del maltrato infantil. “Estamos aquí para conocer y abordar las posibles soluciones y tratamientos para los menores, así como su círculo familiar y entorno cercano”, acotó.

En cuanto a avances normativos, detalló que con la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, publicada el 4 de diciembre de 2014, y las adecuaciones a la Ley General de Prestación de Servicios para la Atención, Cuidado y Desarrollo Integral Infantil, se renovó de manera integral el marco jurídico de la infancia.

El presidente de la Comisión de Atención a Grupos Vulnerables, diputado Gustavo Madero Muñoz (PAN), resaltó que en México falta mucho por avanzar en políticas públicas que garanticen los derechos de los infantes a una vida libre de violencia.

Por ello, precisó, “tenemos que repensar las instituciones que atienden este y otros programas; hacer una armonización legislativa, así como realizar una revisión del diseño institucional mismo”.

Se debe revisar esto con mayor compromiso, continuó, y ver cuáles son las instancias, políticas públicas y organizaciones que pueden garantizar que las niñas y niños tengan cada vez mayor garantía a una vida libre de violencia y un buen trato.

Madero Muñoz destacó que en México cada año hay 20 mil niñas, niños y adolescentes víctimas de explotación sexual directa y 85 mil usados en actos de pornografía. Asimismo, en 21 estados de la República existe el turismo sexual.

Resaltó que, según datos de la Procuraduría de Defensa del Menor, del DIF, la violencia contra menores pasó de 27 mil a 39 mil, respecto al 2014, esto es casi un 50 por ciento, donde las denuncias más frecuentes son el abandono, omisión de cuidados, agresiones físicas, sexuales y explotación.

Agregó que este tipo de encuentros ayudan a visibilizar y hacer conciencia de la situación que padece el país pero, sobre todo, de lo que podemos hacer juntos. “Quiero sumarme al esfuerzo, compromiso y visión de quienes han impulsado este evento y desde la Comisión de Atención a Grupos Vulnerables buscaremos cómo el Estado debe garantizar que las niñas y niños tengan una vida plena”.

 

El presidente de la Comisión de Derechos de la Niñez, diputado Jesús Salvador Valencia Guzmán (PRD), coincidió en que la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes es uno de los avances más grandes que ha tenido nuestro país en defensa los menores; sin embargo, “las leyes cuando no se les sustenta, técnica y presupuestalmente, son letra muerta”.

Mencionó que, a partir del 1 de enero del 2016, se debe materializar dicha norma con la implementación de todo lo que en ella se plantea. “Necesitamos 225 millones de pesos para poder realizar el sistema del que habla la ley. Tendrá que darse porque es una iniciativa del Ejecutivo federal”.

Valencia Guzmán expresó su deseo de que esta Legislatura sea reconocida por la defensa de los derechos de la infancia, no sólo en días de conmemoraciones, sino en cada iniciativa que se presente.

Informó que la comisión analizará una minuta sobre la Ley General de Adopción, para que no sucedan los casos de Sonora. “Será un tema prioritario para la Cámara de Diputados”, aseguró.

El presidente de la Comisión de Derechos Humanos, diputado Armando Luna Canales (PRI), aseguró que los retos en la legislación y las políticas públicas en la materia son enormes. “Tenemos avances importantes, pero hay un tramo por avanzar en cuanto a  sensibilización, difusión y establecer políticas de coordinación exitosas”.

Consideró que muchas veces, por ignorancia en el contenido de la ley, las autoridades no hacen lo que les corresponde. Mencionó el caso de las procuradurías que dependen del Desarrollo Integral de la Familia (DIF). Por ser este organismo descentralizado, no pueden ejercer actos de autoridad, ni preocuparse por la patria potestad de los infantes o sustraer niños de hogares donde se encuentran en peligro; por el contrario, tiene que pedir la intervención de otras instancias.

En la práctica, dijo, esto genera problemas, lo cual obliga a crear normas en la materia.

En su turno, la presidenta de la asociación civil Sinceraser, Gabriela Perusquia Carreras, precisó que actualmente existen 275 millones de niñas y niños en el mundo maltratados con golpes, humillaciones, abusos, insultos y abandono, según datos de la ONU en 2014.

En el caso de México, destacó, 62 por ciento de los infantes han sufrido maltrato en algún momento de su vida; 10.1 por ciento de los estudiantes padece algún tipo de agresión física en la escuela; 5.5 por ciento ha sido víctima de violencia sexual; 16.6 por ciento ha padecido violencia emocional, y 7 de cada 10 jóvenes viven maltrato en el noviazgo.

Resaltó que durante los últimos años México se enfrenta a un incremento de violencia infantil, donde no hay prueba de que estás tasas disminuyan; por el contrario, existen indicadores que muestran que los niños cada día están desarrollando y creciendo con un modelo de violencia a su alrededor “cada vez más normalizado por ellos y por los adultos”.

Agregó que la campaña “Noviembre Morado, Mes del Buen Trato por la Infancia”, que promueve dicha asociación civil, se debe a la violencia y maltrato que vive la niñez, aunado a que en este mes hay 5 celebraciones de la ONU a favor de la infancia y en contra de la violencia de género.

El director de Planeación Estratégica de la subsecretaría de Prevención del Delito y Participación Ciudadana de la Secretaría de Gobernación (Segob), Eduardo Vázquez Rossainz, informó que dicha instancia enfoca políticas públicas para lugares donde se generan factores en conflicto que afectan a la población, donde atender a la población infantil es fundamental para el desarrollo y futuro del país.

Es un esfuerzo conjunto de la sociedad y gobierno, dijo, y debemos seguir trabajando para hacer de México un país próspero que evolucione hacia lo que viene siendo un contexto mundial con amenazas a la seguridad global, que hoy en día está a discusión.

En el panel “Del maltrato y la Violencia”, la diputada Alicia Guadalupe Gamboa Martínez (PRI) enfatizó que México ocupa el primer lugar a nivel mundial en difusión e intercambio de pornografía infantil y el segundo en producción. “Este dato es indignante y desalentador, por lo cual es importante tener cuidado en el uso que den los infantes a las redes sociales”.

La también secretaría de la Comisión de Derechos de la Niñez, señaló que el foro permitirá que los ponentes enriquezcan el debate sobre el tema y dará mayor viabilidad para solucionar los grandes problemas que enfrentan las niñas, niños y adolescentes en México.

En su intervención, Julia Borbolla, de Antenas por los Niños A.C., dijo que actualmente existen pequeños que continúan siendo re victimizados al preguntarles ¿qué sucedió?, en actos donde fueron violentados. Por ello, es indispensable contar con herramientas dinámicas y suficientes que impidan que los menores sean torturados de nuevo.

La reconocida psicóloga y creadora del proyecto comentó que este método de entrevistas a niños a través de diversos personajes animados es eficaz para que el menor exprese sus sentimientos, miedos y angustias, sin temor a represalias.

En su intervención, la presidenta de la asociación civil “¿Y quién habla por mí?, María Ampudia González, subrayó que México ocupa el primer lugar en el mundo en pornografía infantil, y en explotadores sexuales turísticos.

Comentó que en el país hay cerca de mil albergues, de los cuales sólo 117 pertenecen al gobierno; de los otros, “poco se sabe, donde hay cerca de 800 mil infantes que viven ahí”.  Ante ello, agregó, México ha tenido la desgracia de incurrir en omisión de lo que sucede con nuestras niñas y niños, y hace poco tiempo que se le empezó a tomar en cuenta.

De la Red Familia, Mario Romo expresó que México padece de dos grandes males: la corrupción, donde “parece que estamos enseñando a los jóvenes que la trampa es el camino para avanzar”, y la violencia, donde “no estamos logrando dar una adecuada formación para tolerar la frustración y todo lo queremos resolver de manera rápida y muchas veces de manera violenta”.

Aunado a que la violencia se muestra de manera excesiva en los medios de comunicación, continuó, cuando no hay diálogo entre los padres e hijos, el no educar, el no corregir e ignorar, también es un tipo de maltrato o violencia por omisión.

La fundadora de Sparky guardián,  Lenica González Rojas, precisó que un riesgo importante que enfrentan los menores y adolescentes es elgrooming o cortejo por Internet, donde adultos desconocidos se hacen pasar por niñas, niños y adolescentes para tener contacto con ellos, desarrollar una interacción de confianza con la víctima  y, posteriormente, llegar a un encuentro.

Durante el evento que integró cuatro paneles donde participaron académicos y expertos en el tema, se realizó la exposición de ensayos por parte de alumnos de diversas escuelas, quienes se manifestaron por fomentar y educar para el buen trato infantil.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.