En el 81 Aniversario de la Expropiación Petrolera, Pemex sin motivo de festejo

En el 81 Aniversario de la Expropiación Petrolera, celebrada por vez primera por un gobierno emanado de la izquierda, Pemex llega acechada en todos los frentes: por las firmas calificadoras, por el crimen organizado, por serias dificultades financieras y laborales, por bajos e históricos niveles operativos.

Estas acechanzas han llevado a la principal empresa productiva del Estado mexicano a una alta dependencia externa para cumplir el compromiso de abastecer la demanda interna de hidrocarburos.

A estos problemas se suma la exorbitante deuda estimada en 2 billones 82.3 mil millones de pesos, en términos nominales, la importante caída de las reservas petroleras probadas, aquellas de las cuales se obtiene crudo para satisfacer el mercado nacional y exportar, y la pérdida de valor de las mismas.

Tan sólo entre 2014 y 2018, este tipo de reservas disminuyó 34.1 por ciento, que sumado al efecto del precio, provocó una pérdida de valor de las mismas equivalente a 438 mil 326 millones de dólares.

Información de la empresa petrolera entregada vía la plataforma nacional de transparencia, revela por ejemplo que de los últimos 73 meses -2012 a enero de 2019- en 60 reportó números rojos en su balance financiero presupuestal.

El Universal publicó el pasado 27 de febrero que la petrolera acumuló pérdidas netas por un billón 231.8 mil millones de pesos en los últimos seis años, una cantidad que representa 60 por ciento de la deuda total de la compañía.

Opera un sistema nacional de refinación apenas por arriba de 30 por ciento, lo que ha provocado que acumule 29 años importando gasolinas, 23 años diesel y 21 años turbosina, 29 años trayendo del exterior gas licuado de petróleo (LP) y combustóleo.

Pemex también acumula 29 años importando gas natural y petroquímicos, todo lo cual ha significado una transferencia de recursos al exterior por más de 300 mil millones de dólares en esos periodos.

DEBACLE

En 2019, Pemex reportará una producción de un millón 700 mil barriles diarios, un millón 682 mil barriles menos que en 2004.

Moody’s, Investors Service, Fitch Ratings y Standard and Poor’s ya calificaron a la baja a Pemex.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.