Comando armado saquea plataforma de Pemex en Tabasco

Un comando tomó por asalto la plataforma Ayatsil Alfa, en el complejo petrolero Litoral de Tabasco, donde realizó actos de vandalismo y pirataje una semana después de que Petróleos Mexicanos (Pemex) entregó a la Secretaría de Marina la Estación Naval de Búsqueda, Rescate y Vigilancia Marítima (Ensar) de Dos Bocas, en la que se invirtieron casi 230 millones de pesos para fortalecer la seguridad en la Sonda de Campeche.

Trabajadores de la plataforma Ayatsil Alfa reportaron vía telefónica que la agresión ocurrió alrededor de la una de la madrugada del lunes pasado, cuando cinco personas armadas, con los rostros cubiertos, llegaron en dos embarcaciones con motor fuera de borda y sometieron al personal de guardia del turno nocturno.

Enseguida se dirigieron al cuarto de mando, donde amagaron al personal administrativo, así como a más de 40 obreros, y los confinaron en un solo lugar mientras saqueaban las instalaciones. Los incursores se llevaron herramientas, cables, equipos especializados y tres aparatos de radiocomunicación.

Testigos narraron que el asalto duró unas dos horas, pues alrededor de las tres de la mañana los delincuentes abordaron sus embarcaciones y se retiraron.Los trabajadores aseguraron que agresiones similares son frecuentes en la Sonda de Campeche, tanto en el complejo de plataformas Litoral de Tabasco, como en los campos petroleros Cantarell y Ku-Maloob-Zaap.

El 11 de abril anterior, el director de Pemex, Octavio Romero Oropeza, entregó al secretario de Marina, el almirante José Rafael Ojeda Durán, la Ensar de Dos Bocas. Este equipo tipo C3 (Centro de Comando, Control y Comunicaciones) cuenta con ocho cámaras de videovigilancia, seis embarcaciones no tripuladas tipo Protector, dos sistemas de aviones no tripulados, y dos vehículos costeros tipo Stalker.

También cuenta con un sistema de videovigilancia marítima remota de largo alcance, compuesto de 32 cámaras térmicas de alta resolución con capacidad de visión nocturna a través de rayos infrarrojos, controladas desde diversas estaciones de control y monitoreo. Pese a ello, los atracos en altamar continúan sin freno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.