Comercios del Mercado de Abasto no pagarán impuestos municipales por nulo apoyo del Ayuntamiento

Los locatarios de la Central de Abastos de Morelia (CAM) o como la gente los conoce coloquialmente como el Mercado de Abasto, se encuentran muy molestos con el Ayuntamiento de Morelia luego de que desde el año pasado el Presidente Municipal, Raúl Morón Orozco se comprometió a apoyar a los dueños de los negocios en la reparación de las calles, en atender la inseguridad, en tener vialidades ordenadas con buena movilidad así como poner orden en el comercio informal que la afecta de manera directa lo que hasta a la fecha no se ha cumplido y por ello, los dueños de los negocios se inconformaron al decir que no pagarían los impuestos que les cobra el municipio.

Y es que recordaron que Morón Orozco hizo el compromiso con los propietarios de los negocios de la Central de Abasto de que tendrían mejores calles mismas que se encuentran en condiciones deplorables y a más de un año, las arterias siguen con baches importantes que no permiten un avance fluido por ellas.

La inseguridad que vive la capital michoacana de igual manera es una constante en toda la zona comercial y les ha pegado lo mismo en las calles, en los comercios, en los autos, así como a los clientes sin que la Policía de Morelia logre aminorar el problema por ello, tuvieron que cerrar con rejas varias calles.

Aunado a ello, señalaron que el conflicto vial cada vez se hace más intenso pues diario se pueden ver unidades en doble y hasta triple fila debido a que los distribuidores de productos descargan en cualquier lado y los compradores a veces no tienen espacio para estacionar sus vehículos lo que genera un caos que la autoridad municipal no ha resuelto como se comprometió de que acudirían elementos de tránsito a la zona.

Por si fuera poco, el mayor conflicto se puede ver diariamente en las calles del Mercado pues hay comerciantes informales ofertan productos sin tener el respectivo permiso para vender lo que consideran como una competencia desleal para los locatarios quienes en diversas ocasiones han hecho el llamado a la Dirección de Mercados y Comercio en la Vía Pública pero han sido ignorados por dicha dependencia

Todas esas quejas y la falta de acción del ayuntamiento, obligó a llevar a cabo una reunión entre los locatarios hace unos días donde acordaron que los cerca de 500 negocios de diverso giro comercial, suspenderían el pago de impuestos municipales que les corresponde realizar a principios de año como las renovaciones de licencias de funcionamiento o el impuesto predial de sus viviendas hasta que haya el compromiso real, y no solo de palabra, de los funcionarios del municipio para resolver los problemas que le corresponden y que hasta la fecha no ha resuelto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.