Buscan integrantes del SPUM «destituir» al Comité Ejecutivo General por levantar huelga sin tomar en cuenta a sus bases

Staff Molinero Vial Morelia

Tras levantar las banderas de huelga (no todas) en las dependencias universitarias que estuvieron colocadas desde el pasado viernes 17 de enero y hasta el martes 4 de febrero, representantes de varias secciones sindicales integrantes del Sindicato de Profesores de la Universidad Michoacana (SPUM), buscan la revocación de mandato y expulsar a los miembros del Comité Ejecutivo General (CEG) debido a que consideran que de manera unilateral, los integrantes del comité levantaron la huelga sin el consentimiento de las bases.

Las secciones sindicales de facultades como la de Ingenieria Eléctrica, la Facultad de Economía, la Facultad de Odontología, la Facultad de Filosofía, la Facultad de Ingeniería en Tecnología de la Madera, la Escuela Preparatoria «Isaac Arriaga» entre otras, determinaron mediante un acuerdo, llevar a la práctica varios puntos entre los que destacan principalmente la destitución y hasta presentar denuncias penales en contra del Comité por extra limitarse en sus funciones, señalaron.

Entre esos acuerdos, están la revocación y expulsión de todo el Comité Ejecutivo, exigir a la Secretaría de Finanzas se transparente el recurso de prestaciones, solicitar al propio comité del SPUM la entrega de los acuerdos, documentos y anexos presentados en la Junta Local de Conciliación y Arbitraje (JLCyA) en relación a jubilaciones y pensiones, así como de los emplazamientos de los que se desistió y por los que se levantó la huelga.

Además, sostuvieron que levantaron la huelga pero bajo protesta por lo que dejaron las banderas colocadas en los edificios para que se muestre su inconformidad.

Precisaron que en el entendido de que si no se pagan los adeudos salariales el día 10 de febrero de 2020 como se comprometió la autoridad universitaria, se estarían constituyendo en paro de brazos caídos, (aunque este viernes la universidad anunció el pago de los salarios caídos (la segunda quincena de enero) que se comprometió, aunque no tenía la obligación de pagar por que los profesores estuvieron en huelga) y por último, presentarán denuncia penal en contra de los miembros del Comité Ejecutivo del SPUM por extra limitación de sus funciones.

Ahora, los académicos esperan plasmar en los hechos durante los próximos días esos acuerdos a los que llegaron las diferentes secciones que están muy molestas con la dirigencia que desde un principio, fue cuestionada por no cumplir con sus propios estatutos ya que según las voces disidentes, para llegar a la Secretaría General, el actual dirigente no alcanzó la votación del 50 por ciento más uno de los integrantes, lo mismo que ha sucedido en las votaciones pasadas para estallar la huelga y para levantar las banderas, donde precisan, que no se ha alcanzado con el quórum indispensable para llevar a cabo sus acciones.

La división al interior del gremio es evidente pues por una parte se señala la falta de liderazgo del Comité y por otro, algunos dirigentes seccionales «sospechan» que hay acuerdos tras bambalinas entre el Rector de la universidad, Raúl Cárdenas Navarro y el dirigente del SPUM Jorge Luis Ávila Rojas para «hacer lo que la autoridad le diga sin tomar en cuenta a las secciones sindicales y menos a sus bases».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.