Apenas a un año, se desmorona parte de la ciclovía Morelia-Pátzcuaro que costó 24 millones de pesos

La ciclovía que conduce a quienes utilizan la bicicleta como medio alternativo de transporte o como pasatiempo desde la salida a Pátzcuaro hasta Uruapilla la cual fue inaugurada el 25 de marzo del 2018, es decir, hace casi un año, en algunos tramos literalmente se está desmoronando sin que se pueda apreciar su reparación antes de que inicie la temporada de lluvias.

El tramo del Centro de Integración para Adolescentes antes Albergue Tutelar de Menores, hasta el entronque con la carretera Morelia-Pátzcuaro, las condiciones de la ciclovía no son las mejores ya que los ciclistas tienen que circular entre tierra, piedras, alcantarillas levantadas y algunos tramos resquebrajados debido a las lluvias del año anterior y a la falta de mantenimiento.

En ese sentido algunos ciclistas consideraron que para su construcción, seguramente utilizaron materiales de mala calidad además de que técnicamente no estuvo bien hecha, pues de otra manera, no se puede entender que a solo un año, haya tramos por donde no se puede rodar.

La longitud de esta primera etapa de la superficie de rodamiento es de 9.6 kilómetros lineales a la que se le unirán otros 10 kilómetros que ya están en construcción como segunda etapa y que se espera concluya su recorrido en el municipio de Pátzcuaro.

Aunque su construcción terminó durante el mes de enero del año 2018, no fue inaugurada hasta el mes de marzo de ese mismo año por el Gobernador del Estado, Silvano Aureoles Conejo con el fin de beneficiar no solamente a quienes utilizan la bicicleta en sus ratos libres, sino a los estudiantes de instituciones educativas que se encuentran en la zona como la Escuela Normal de Educación Física (ENEF), la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) campus Morelia, y también a los estudiantes del Campus Dos del Instituto Tecnológico de Morelia, “José María Morelos” (ITM) pero que por las condiciones en las que se encuentra la rúa, los jóvenes se ven obligados a salirse de ella para esquivar la arena, las piedras  y la tierra que no se han retirado desde hace ya muchos meses.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.