Martín Ríos hablará sobre Los fundamentos de la monarquía católica en la época moderna

05 de agosto de 2015 (Maya Comunicación/Circulo Digital)  Martín Ríos, investigador del Instituto de Investigaciones Históricas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), hará un viaje por la conformación de México en la conferencia Los fundamentos de la monarquía católica en la época moderna, que impartirá el jueves 6 de agosto a las 17:00 horas en el Museo Nacional de Arte, en el marco de la exposición Yo, el Rey. La Monarquía Hispánica en el arte, que se exhibe en el recinto hasta el 18 de octubre.

 

“Me gustaría que se comprendiera la importancia de cómo y en qué medida la ‘pertenencia’ a España y la monarquía católica nos permitieron formar parte de territorios y de los reinos que contribuyeron mucho a la construcción del mundo tal y como lo conocemos”, explicó en entrevista.

 

“Para ello, hay que mirar la Conquista de América como su incorporación al horizonte europeo, ya que, finalmente, nuestro territorio fue absorbido por la sociedad occidental, a la cual también nos debemos y por la cual vivimos, sin olvidar nuestra raigambre mesoamericana”.

 

Para ello, el especialista en la Edad Media y en la historia de España tomará como ejemplo diversas obras expuestas en la muestra Yo, el Rey que resalten la iconografía regia y en la que sea evidente la utilización de símbolos de poder, como las obras de Diego Velázquez y Alonso Sánchez Coello.

 

“Una de las cosas que nos interesan a los medievalistas es la formación del poder monárquico y su legitimación desde el siglo XII”. A partir de esa mirada a la Edad Media, Martín Ríos rescatará una serie de elementos comunes para analizar el proceso de evolución en la construcción de los símbolos de poder del rey y, por lo tanto, los fundamentos políticos de la monarquía.

 

“Esto tiene relación con el México contemporáneo porque, de alguna manera, continuamos siendo una sociedad de antiguo régimen, organizada por corporaciones y estamentos, y que dista mucho de una estructura republicana. Aunque en las formas y en la superficie parecemos un país republicano, en la estructura continuamos siendo un país de antiguo régimen.

 

“Me parece que es importante comprender esto, porque es a partir de ello que podremos comprender las dinámicas políticas del México actual, pues son articulaciones provenientes de la monarquía hispana.

 

“Finalmente, aún conservamos elementos comunes con España, como el idioma, la visión cristiana del tiempo y la forma de articulación del espacio social, simbólico y territorial. Compartimos una religión común y una serie de prácticas sociales.

 

“En el fondo, México es una cultura mestiza que ha integrado lo mejor de las civilizaciones mediterráneas y mesoamericanas. Tenemos una enorme riqueza cultural que debemos aprender a conocer para valorarla”, concluyó.