Llegará a México la célebre coreógrafa estadunidense Meg Stuart y su compañía Damaged Goods con Built to Last

Cinco bailarines viajan a través de la historia de la danza y hacia su futuro. Una y otra vez ingresan a un nuevo mundo increíble, donde descubren una nueva conciencia por medio de sutiles variaciones de movimientos.

 

El Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) y el Goethe-Institut Mexiko presentarán Built to Last, espectáculo coreográfico de Meg Stuart con dramaturgia de Bart van den Eynde y Jeroen Versteele, a cargo de la compañía Damaged Goods, el sábado 7 de noviembre a las 19:00 y el domingo 8 a las 18:00 en el Teatro Julio Castillo del Centro Cultural del Bosque.

 

“Muchas de mis coreografías se derivan de un cierto estado de ánimo, pero en Built to Last dejamos que la música nos obligara a adaptarnos a las nuevas formas, una y otra vez. Buscamos maniobras sutiles y complejas. El más mínimo movimiento, una sola mirada, pueden hacer de las imágenes monumentales algo ambiguo y humano”, expresa Meg Stuart.

 

En Built to Last trabaja por primera vez con música de concierto de diversos autores. La grabación y la composición de Alain Franco actúa como una máquina del tiempo. Las piezas de Serguéi Rajmáninov, Ludwig van Beethoven, Iannis Xenakis y Arnold Schönberg, entre otros autores, reflejan una inmensa sensación de monumentalidad.

 

Al respecto, Stuart comenta: “Suelo trabajar con músicos que componen la banda sonora durante el proceso creativo para que perdure, empezando con música sinfónica. En colaboración con Alain Franco han surgido piezas como resultado de diversas tradiciones de la música clásica y moderna. No llevé a cabo un análisis matemático ni la deconstrucción de las obras; simplemente respondí a estos en un nivel emocional. Muchas secuencias de baile han nacido de una exploración al cambiar las leyes y los códigos.

 

“La expresión traiciona la creencia en los valores eternos, el heroísmo y la universalidad. Al mismo tiempo, tenemos la necesidad de reinventarnos. Debemos seguir adelante. Muchas cosas están diseñadas para ser destruidas después de un breve periodo de tiempo. Hay también el sentido de un fin próximo. Todo el mundo se prepara para ello. Es triste, pero es la realidad”, compartió la directora y coreógrafa.

 

Los cocreadores e intérpretes de Built to Last son Dragana Bulut, Davis Freeman, Anja Müller, Maria F. Scaroni y Kristof van Boven. La escenografía es de Doris Dziersk; la iluminación, de Jürgen Tulzer y Frank Laubenheimer, y el vestuario, de Nadine Grellinger.

 

Meg Stuart, coreógrafa y bailarina de origen estadunidense, vive y trabaja en Berlín y Bruselas. En 1994 fundó su propia compañía, Damaged Goods. Sus coreografías giran alrededor del cuerpo vulnerable. Por medio de la improvisación explora distintos estados, tanto emocionales como físicos. Su trabajo artístico se redefine continuamente, pues busca siempre nuevas formas de contextos, presentaciones y territorios para la danza.

 

Ha trabajado con diversos artistas reconocidos, como Philipp Gehmacher, Brendan Dougherty, Ann Hamilton, Claudia Hill, Benoit Lachambre y Hahn Rowe. A través de residencias en el Schauspielhaus Zürich y en la Volksbühne am Rosa-Luxemburg-Platz en Berlín consiguió establecer colaboraciones con los directores de teatro Stefan Pucher, Christoph Marthaler y Frank Castorf.

 

Por invitación de Johan Simons, Meg Stuart y Damaged Goods trabajan desde 2010 como artistas asociados con el teatro Kammerspiele en Múnich, y colaboran permanentemente con el Kaaitheater de Bruselas y con el HAU Hebbel am Ufer de Berlín.

 

Más información de Built to Last en el sitio web de la Coordinación Nacional de Teatro (www.teatro.bellasartes.gob.mx).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.