Las reformas estructurales que no sirvieron

Política en Movimiento/ Angélica Beltrán

México, DF a 24 de febrero de 2016 (Noticias México).- Luego de tanto bombo y platillo con que se publicitaron las Reformas Estructurales encaminadas a hacer que “las cosas buenas pasen en México” como repitió Manlio Fabio Beltrones, al frente de la bancada del PRI en San Lázaro cuando se aprobaron aquellas.

Y para Mover a México, como destacó el presidente Enrique Peña Nieto, el impulsor de las mismas; la realidad es que hoy, en la delantera, la Reforma Energética ha fracasado, al menos para los fines anunciados cuando se promovió.

Meses después de la firma del Pacto por México en 2012, entre Gobierno federal, PRI, PAN y PRD, a través del cual la oposición garantizaba los votos para aprobar las reformas Educativa, en Telecomunicaciones y Energética en el Congreso de la Unión; los entonces presidentes nacionales del PAN, Gustavo Madero y del PRD, Jesús Zambrano, se dijeron engañados. El contenido de las reformas había sido modificado, denunciaron y salieron del Pacto, pero el respaldo estaba dado.

A tres años de esa histórica firma, los pactistas PAN-PRD en las figuras de Gustavo Madero y Jesús Zambrano, dicen haber descubierto lo que muchos mexicanos también, que en particular, la Reforma Energética no buscaba el desarrollo ni modernización de PEMEX, sino terminar el proceso de desmantelamiento iniciado en tiempos del presidente Carlos Salinas de Gortari, para acabar con las empresas paraestatales, como sucedió con Ferrocarriles Nacionales.

La reforma energética, el recorte presupuestal este año para PEMEX y el anuncio del mandatario federal, esta semana, de la importación anticipada de gasolina en abril, son los golpes últimos que terminarán por aniquilar a la empresa que fuera la más importante de México; ya que no podrá enfrentar la libre competencia, pues su estructura está desmantelada y no está previsto en la Reforma Energética fortalecerla.

Ese pacto político PRI-PAN-PRD trajo el golpe más contundente para la aniquilación de PEMEX. Es lamentable, porque antes el desmantelamiento de paraestatales había sido obra exclusiva del PRI; ahora también la “oposición” metió mano.
Mancera, presidente

Miguel Ángel Mancera, quiere ser presidente de México. Tiene posibilidades. Ha mantenido los nexos con el PRD, al menos con la corriente Nueva Izquierda, una de las más fuertes al interior del partido. En el PRI cuenta con la simpatía del Presidente Enrique Peña Nieto, para qué más…

Además, ya se echó a la bolsa al menos a seis gobernadores: de Michoacán, Silvano Aureoles; de Chihuahua, César Duarte; de Sinaloa, Mario López Valdez; de Tlaxcala, Mariano González Zarur y de Durango, Jorge Herrera Caldera; con quienes firmó convenio para que éstos adopten el programa capitalino “Médico en tu Casa”.

En el sector empresarial también ha hecho labor el jefe del gobierno capitalino, ha otorgado concesiones por doquier. El apoyo de la gente del dinero es valioso para elegir candidato.

Mancera encaja muy bien para ser el candidato del PRD al gobierno de la República, aunque también tendrá la posibilidad de contender como candidato independiente, apoyado por empresarios como el caso del gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez“ El Bronco”.

Los tiempos están adelantados para la sucesión presidencial, pero así es desde que se fortaleció la oposición. El reloj político inicia la cuenta regresiva, ya no se cuenta cuanto lleva en el  gobierno el Presidente Peña Nieto sino cuánto le falta…
0-0-0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.