La Traviata de Giuseppe Verdi regresará al Palacio de Bellas Artes

04 de junio de 2015 (Maya Comunicación/Círculo Digital) Estelarizada por María Katzarava, Arturo Chacón y Jesús Suaste, La Traviata, ópera en tres actos de Giuseppe Verdi, se escenificará los domingos 7 y 14 de junio a las 17:00 horas, y el martes 9 y el jueves 11 a las 20:00 en la Sala Principal del Palacio de Bellas Artes.

 

La dirección concertadora es de Srba Dinic, y la puesta en escena, de Clarissa Malheiros y Juliana Faesler, quien, junto con Erika Gómez, diseñó la escenografía e iluminación. Participarán la Orquesta y Coro del Teatro de Bellas Artes. El director huésped del Coro es Jorge Alejandro Suárez. Las funciones se realizarán en el marco de los festejos por los 60 años de la creación de la Orquesta del Teatro de Bellas Artes.

 

Los papeles principales de esta ópera: Violetta Valéry, Alfredo Germont y Giorgio Germont, serán interpretados, respectivamente, por la soprano Maria Katzarava, el tenor Arturo Chacón y el barítono Jesús Suaste, quienes estarán acompañados por los integrantes del Estudio de Ópera de Bellas Artes (EOBA): Oralia Castro, Carolina Wong, Juan Enrique Guzmán, Carlos López, Juan Carlos Heredia, Alejandro López y Héctor Valle, así como por Marco Antonio Talavera.

 

El papel de Violetta será interpretado por única ocasión por la soprano Marcela Chacón el jueves 11 de junio, cuando dará vida a este personaje salido del libreto en italiano de Francesco Maria Piave, basado, a su vez, en la novela La dama de las camelias de Alexandre Dumas hijo.

 

Considerada como una de las obras más importantes de Verdi, La Traviata se estrenó en el Teatro La Fenice de Venecia el 6 de marzo de 1853; en México, el 23 de diciembre de 1856 en el Gran Teatro Nacional, y en el Palacio de Bellas Artes, el 11 de octubre de 1936.

 

El director artístico de la Ópera de Bellas Artes, Ramón Vargas, dijo queLa Traviata “es una de las obras más populares del repertorio operístico mundial. Junto a Carmen (de Georges Bizet) es, también, una de las más representadas en todos los escenarios”.

 

Refirió que una de las razones de su popularidad es la calidad del libreto: “La historia de Violetta y Alfredo a todos nos atrae porque, entre otras cosas, aparecen el dolor, el desamor, el perdón y otros sentimientos similares. Su historia está muy cercana a la vida de la mayoría de todos nosotros, por lo que sus personajes se han convertido en seres  entrañables”.

 

Señaló que en La Traviata aparece un hombre controlador y manipulador, una mujer que sacrifica su amor y diversos personajes que “encantan a todo mundo. Lo mejor de todo es que son recreados, recordados, vividos y escuchados por medio de una magnífica música salida del genio más grande de la ópera en todo el mundo: Giuseppe Verdi”.

 

Las funciones que se ofrecerán en el Palacio de Bellas Artes, agregó, tendrán un elenco estelar, encabezado por María Katzarava, Arturo Chacón y Jesús Suaste, tres de los cantantes “más amados por el público mexicano”, aseguró el también tenor. Respecto a la producción, la calificó de “hermosa”.

 

Destacó, asimismo, la participación de los integrantes del EOBA. “Esto es importante de resaltar porque el Instituto Nacional de Bellas Artes ofrece oportunidades a los nuevos talentos de la música con el fin de desarrollar sus respectivas capacidades e impulsar sus carreras”, afirmó por último.

 

La Traviata, cabe subrayar, aparece como la número uno en la lista de las óperas más representadas en todo el mundo. Sus papeles principales han sido interpretados, en diferentes épocas, por Maria Callas, Joan Sutherland, Montserrat Caballé, Giuseppe Di Stefano, Alfredo Kraus, Plácido Domingo, Luciano Pavarotti y Dietrich Fischer-Dieskau, entre otros, y ha sido dirigida por Carlo Maria Giulini y Riccardo Muti, por citar sólo dos renombrados conductores de orquesta.

 

Se le considera una obra atípica de Verdi, por su carácter realista y porque no refiere grandes hechos históricos ni está basada en tragedias, sino que es un melodrama psicológico de carácter intimista. Fue la primera ópera en la que los cantantes usaron trajes de la época en la que fue compuesta.

 

El costo de las localidades va de los 150 a los 650 pesos. Los boletos pueden adquirirse en las taquillas del Palacio de Bellas Artes y en el sistema Ticketmaster.