La traición de López Obrador

Política en Movimiento/ Angélica Beltrán

Ciudad de México, 15 de julio de 2016/Noticias México.- Desde que formó parte de la fundación del PRD en 1989, Andrés Manuel López Obrador fue reconocido por voces críticas como la cuña de la élite en el poder para desestabilizar a las fuerzas de izquierda, que comenzaban a organizarse a través de un partido político.

Esa misión desestabilizadora se ve aún más clara ahora que habiendo renunciado al sol azteca y habiendo creado el partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), busca evitar la anunciada alianza electoral PRD-PAN para las elecciones por venir, incluida la presidencial del 2018, cuya unión pronostica triunfo en las urnas.

Así, sin importar que haya tenido que cambiar su discurso del día anterior, Andrés Manuel López Obrador anunció que podría hacer alianza electoral con el PRD –aunque antes dijo que con ese partido ni a la esquina— pues hoy la necesidad es otra: evitar la alianza electoral entre dos de las tres primeras fuerzas políticas del país.

Este hecho tan contradictorio en la postura radical de AMLO esclarece aún más la visión de algunos, de que el ex priista ha sido siempre el encargado de desestabilizar a la oposición, de quebrantarla, desunirla y disminuirla.

La alianza PAN-PRD para las elecciones presidenciales del 2018 tiene amplias, muy amplias posibilidades de ganar los comicios en contra del PRI; un partido que tuvo la oportunidad de volver a gobernar y ha fallado con reformas como la energética, que en vez de abaratar combustibles, los encareció, en detrimento de la economía macro y micro de México.

En esa visión, si bien el PAN también tuvo la oportunidad de gobernar al país y mostró ser igual o peor que el PRI, la alianza con el PRD bien podría representar en 2018 esa alternancia que los ciudadanos todavía no vemos en las tres fuerzas políticas más fuertes contendiendo en lo individual.

De tal suerte que esperamos que el coqueteo de López Obrador al PRD para aliarse en lo electoral, no desestime la unión PAN-PRD para las elecciones del Estado de México y la presidencia de la República, ya que esa alianza tiene posibilidades de triunfo y representa quizá la única alternativa viable para el próximo gobierno federal.

Zambrano condiciona al Peje

El líder de la corriente Nueva Izquierda del PRD, y actual presidente de la Cámara de Diputados, el legislador Jesús Zambrano, tuvo la oportunidad de responderle a López Obrador, luego de las indirectas que ha proferido en contra del partido del sol azteca.

Si bien la arena de debate no estaba puesta, la apertura de AMLO para aliarse con el PRD en próximas elecciones ha abierto, a la vez, el espacio de la réplica.

Así, Jesús Zambrano, ex presidente del PRD, le dejó en claro al tabasqueño al menos tres cuestiones: que si espera una alianza con el Sol Azteca debe ser respetuoso, no condicionar al partido y además, dejar de sentirse “Dios que le perdona los pecados a los perredistas”.

Con esta respuesta ojalá que la izquierda en el PRD deja de pensar que la popularidad de AMLO les es necesaria para ganar votos, porque a final de cuentas esos sufragios son para fortalecer a otra mafia en el poder, la del propio Obrador, que juega a la política sin cargo, sin gobierno y sin trabajar, pero con ingresos asegurados.

0-0-0

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.