Juez de EU niega libertad bajo fianza a Cienfuegos; será llevado a Nueva York

Un juez federal de Estados Unidos ordenó este martes que Salvador Cienfuegos, exsecretario de la Defensa Nacional de México, permanezca retenido sin derecho al pago de una fianza, antes de su juicio por cargos de narcotráfico y lavado de dinero.

El militar retirado de 72 años de edad fue arrestado la semana pasada en el principal aeropuerto de Los Ángeles a pedido de la Administración de Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos.

El juez federal estadounidense alegó que existe el riesgo de fuga y ordenó que Cienfuegos fuera trasladado a Nueva York para continuar con los procedimientos.

“La gravedad de los cargos que enfrenta hace crecer el riesgo de huida para evitar el proceso en su contra. (…) Su influencia y poder político y una potencial condena de cadena perpetua son incentivos para escapar”, dictaminó Alexander MacKinnon, juez de la Corte Federal del Distrito Central de California en Los Ángeles.

En la segunda audiencia contra Cienfuegos, retransmitida públicamente y a través de la aplicación Zoom, MacKinnon argumentó que dado “el historial y las características” del exmando castrense, junto con “las pruebas presentadas ante la corte”, el general debería permanecer detenido.

Además, el juez de distrito anunció que este viernes firmará la orden para trasladarlo a Nueva York en las próximas semanas, dado que es en ese estado donde el exjefe del Ejército mexicano enfrenta varios delitos de narcotráfico y lavado de dinero.

Los fiscales federales dicen que Cienfuegos aceptó sobornos a cambio de protección para presuntos miembros del cártel H-2, asentado en Nayarit, lo que incluyó advertirles sobre las investigaciones de Estados Unidos.

El arresto de Cienfuegos, apodado “El Padrino”, en una acusación de agosto de 2019 revelada la semana pasada, marcó la primera vez que un exsecretario de Defensa mexicano ha sido acusado y detenido.

Su caída, dicen analistas, tendrá grandes implicaciones para la guerra contra las drogas en México, liderada por las fuerzas armadas durante más de una década.

Los crímenes, según la acusación, se cometieron hace tres años, de 2015 a 2017, cuando Cienfuegos estaba al frente de la Secretaría de la Defensa Nacional de México.

Tres de los cargos están relacionados con la producción, tráfico y distribución de estupefacientes y un cuarto con el blanqueo de capitales, según un documento de la Fiscalía Federal del distrito este de Nueva York.
Ofrece fianza de 750,000 dólares

Durante los argumentos iniciales, el abogado defensor, Duane Lyons, defendió que no existe riesgo de fuga porque el exsecretario quiere “lavar su imagen” y solicitó la libertad bajo una fianza de 750,000 dólares que, según dijo, era “los ahorros de toda la vida” de Cienfuegos.

Lyons también señaló que la edad del acusado, 72 años, pone en riesgo su salud durante la pandemia del coronavirus si permanece encerrado en una cárcel estadounidense.

Cienfuegos, secretario de Defensa en el gobierno de Enrique Peña Nieto (2012-2018), era considerado uno de los militares más reputados del Ejército y muy estimado entre las tropas, una carrera empañada por la tragedia de Ayotzinapa y, ahora, la detención el pasado jueves en Estados Unidos a petición de la DEA.

-Con información de Reuters y Efe