Fuerza Social por México anunció el registro del exobispo Onésimo Cepeda Silva como precandidato a diputado de Ecatepec

El partido Fuerza Social por México anunció el registro de Onésimo Cepeda Silva, exobispo de Ecatepec, Estado de México, como precandidato a diputado local por el distrito 21, con sede en ese municipio mexiquense.

“¿Ustedes se preguntarán que por qué acepto yo ser candidato? Estoy harto de tanto pendejo que gobierna” fue la frase con la que este lunes el Obispo emérito de Ecatepec, Onésimo Cepeda, anunció su candidatura por Fuerza Por México.

En días previos, la candidatura del religioso había despertado críticas en su contra, y fue este lunes cuando se confirmó que busca una diputación por el Distrito 21 en el Estado de México.

Durante una conferencia de prensa en la Ciudad de México, se le cuestionó sus intenciones políticas por lo que comentó que está harto de las personas que gobiernan en nuestro país.

“¿Ustedes se preguntarán que por qué acepto yo ser candidato? La primera porque quiero a México; y la fundamental porque estoy harto de tanto pendejo que gobierna y que se sienta en curules por todos lados. Yo creo que México merece algo mejor”, explicó.

“Desgraciadamente todos son ratas y todos roban algo, yo espero no robar nada”, añadió el ahora ex Obispo, quien en 2012 dejó su cargo.

De hecho, fue en ese año cuando el entonces Papa Benedicto XVI le quitó la Diócesis de Ecatepec al obispo Cepeda debido a los múltiples escándalos en los que se le vio implicado.

De acuerdo con las fuentes de El Vaticano, el Papa lo retiró de su carga debido a su vida mundana, a sus múltiples escándalos y a las denuncias que lo señalaban de ser un defraudador sin escrúpulos.

En entrevista con SinEmbargo, el especialista Bernardo Barranco comentó que la manera en que se le quitó la diócesis de Ecatepec a Onésimo Cepeda fue violenta y atípica.

“El Vaticano no guardó las formas. Se ve que ya tenía prisa por sacarlo de la jugada. El mismo Onésimo no se esperaba este golpe fulminante. En sus expectativas estaba el haberse quedado un par de años más al frente de la Diócesis”, declaró.

Mientras tanto, Onésimo Cepeda quedará marcado por varios escándalos como el “fraude procesal” por el que fue acusado en 2008 por la empresa Arthinia Internacional, la cual señaló que falsificó un pagaré por 130 millones de dólares, maniobra que le permitió cobrarse con una valiosa colección de obras pictóricas propiedad de Arthinia.

Con información de Reporte Índigo