Foco rojo en el transporte; entrará a trabajar nueva modalidad esta semana a pesar de riesgo de enfrentamiento

Los focos rojos se encienden entre trabajadores del servicio público luego de que la Comisión Coordinadora del Transporte (Cocotra) omitió poner orden en el sector, por lo que  los trabajadores del volante que tienen camionetas nuevas y que son del grupo contrario a éste; no les han permito ingresar a laborar ya que argumentan que por ley no se permite cambiar de modalidad, estarían entrando a trabajar esta semana a pesar del riesgo de que haya un enfrentamiento entre los choferes.

En entrevista con Héctor Armando Castañeda Zizumbo, representante del Transporte Multimodal precisó que la situación en el transporte es complicada teniendo en cuenta que durante los últimos días han sido víctimas de otro grupo de transportistas que se niegan a que se cambie un camión viejo y prácticamente inservible, por una camioneta tipo Urban de modelo reciente que traería mayores beneficios a los usuarios.

Dijo que el año pasado tuvieron una plática con el exgobernador del estado, Fausto Vallejo Figueroa quien estuvo de acuerdo con que entraran las nuevas unidades a reemplazar a los camiones que representan un peligro latente para las personas que tienen la necesidad de utilizar el servicio en la modalidad de camiones de casi 30 pasajeros pero otros de sus compañeros transportistas lo han evitado.

Estableció que el cambio de modalidad está dentro de la ley ya que en la línea Paloma Azul, hace unos años se cambió un camión por una unidad más pequeña pero ahora las autoridades actuales de la Cocotra no han querido llevar a cabo el cambio a pesar de que la ley lo contempla.

Y es que cambiar de modalidad, destacó, traerá más beneficios a la ciudad de Morelia y sus municipios como tener un transporte más ligero, menos contaminación, mayor seguridad a los usuarios, entre otras cosas que pareciera el gobierno del estado no ha querido ver.

Castañeda Zizumbo aclaró que no están solicitando más concesiones ni modificar las rutas que ya existen y mucho menos ampliar las rutas que están recorriendo desde hace varios años «una de las quejas de los contrarios es que nosotros queremos sacar un camión y meter dos unidades más pequeñas pero eso no es verdad, solo queremos que una unidad nueva y con menos capacidad, reemplace a los camiones viejos y que cuesta mucho dinero mantenerlos».

Detalló que cambiar una camión viejo por un camión nuevo, representaría para el concesionario gastar un millón y medio de pesos para la compra además de que el mantenimiento es muy caro «con la compra de una llanta del camión que cuesta 6 o 7 mil pesos, alcanzaríamos a comprar las cuatro llantas de una combi que tiene un valor en la agencia de cerca de 600 mil pesos mientras que de combustible, en un camión gastaríamos cerca de mil 200 pesos diarios y en la combi con 400 o 600 pesos cubrimos la ruta todo el día».

Calificó como una tristeza ver que la autoridad deje que los grupos que están en contra «hagan y deshagan» cuando bien puede meterlos en cintura «por que la realidad es que no somos piratas, ahí están las concesiones, solo queremos que las placas que traen los camiones se las podamos poner a las combis».

El dirigente transportistas señaló que se han dedicado durante las últimas dos semanas, en hacer encuesta con los ciudadanos de quienes han logrado más de 30 mil firmas de apoyo con nombre y teléfono de los encuestados para que se pueda cambiar de modalidad por que son los mismos usuarios los que necesitan mejores unidades de transporte público en las calles.

Por último, dijo que esta misma semana las 167 unidades nuevas que están a la espera de obtener el permiso de las autoridades entrarán a trabajar en sus rutas a pesar del riego que hay de que se pueda generar un enfrentamiento con las otras organizaciones por lo que hizo el llamado a que la Cocotra inicie con los trámites para evitar mayores conflictos «les hemos dicho a las autoridades que nos digan donde metemos los camiones viejitos para que vean que no hay ventaja y solo se pretende cambiar un camión por una combi, nosotros no le apostamos a un enfrentamiento con los compañeros por que a nadie nos conviene, pero si la autoridad no da una solución, entraremos a trabajar para defender nuestro patrimonio que está en riesgo», concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.