Fabián Cháirez explora en El jardín de las delicias la femineidad del cuerpo masculino

31 de mayo 2015 (Maya Comunicación/Círculo Digital) El jardín de las delicias es una serie de retratos de hombres considerados socialmente femeninos. La exposición nace por el interés de Fabián Cháirez en este tipo de cuerpos, manifestaciones que continúan siendo una problemática de discriminación entre la población.

 

La muestra que se inauguró el 30 de mayo y se exhibirá hasta el 5 de julio de 2015 en la Galería José María Velasco del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), está conformada por alrededor de 30 obras y algunos bocetos que muestran parte del proceso del artista al hacer una pintura. La mayoría de ellos son óleos, aunque también trabaja un poco de gráfica e ilustración, predominando siempre el óleo sobre lienzo, pues es su técnica favorita.

 

En entrevista con el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, el autor y curador de la obra comentó que este tema de la femineidad en el cuerpo de un hombre le ha llamado siempre la atención, por lo que cuando empezó a pintar, empezó a hacer investigación sobre la materia.

 

Otro elemento por el que se interesa el artista originario de Chiapas es la máscara de la masculinidad, la cual describe como una careta social que se le inculca al género masculino desde la niñez sobre cómo ser un hombre: cómo se debe parar, cómo debe actuar, cómo debe hablar, qué cosas tiene que hacer, “yo creo que éstas máscaras son inventadas por los estereotipos que vemos en la televisión, que por general, son estereotipos de fantasía, como Rambo, El Capitán América, todo este tipo de personajes”, agregó Cháirez.

 

Además de contraponer la masculinidad a esos estereotipos, el autor encuentra importante contraponer la imagen sajona que venden los medios de comunicación, con hombre morenos y algunos con rasgos autóctonos.

 

Con ello, el artista ofrece al espectador otro tipo de masculinidad. Mencionó que en su entorno cotidiano se he encontrado siempre con esta situación, “sobre todo dentro de la población gay se aboga mucho por la masculinidad, mientras que la femineidad es desdeñada”.

 

Los primeros acercamientos de Fabián Cháirez a la pintura fueron espontáneos, mostrando interés por el arte desde niño; ingresó a la carrera de Artes Visuales en Chiapas, en la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas (UNICACH), para después viajar a la Ciudad de México en donde estudió el Diplomado en Ilustración editorial, y posteriormente continuó tomando clases de pintura para especializarse.

 

A pesar de experimentar con otras disciplinas como la danza, la fotografía y un poco de video, lo que más le gusta es la pintura, pues afirmó que con la pintura sus ideas fluyen, “todo fluye mejor en la pintura”, puntualizó Cháirez.

 

La serie que presenta actualmente en la Galería José María Velasco es el resultado del trabajo que ha venido realizando desde hace más de cinco años, ya que es todo un proceso que nace con una idea, investiga, realiza una serie de bocetos y después consigue modelos a quienes fotografía para pintar sus obras. Con anterioridad, Fabián Cháirez expuso en galerías particulares en Chiapas.

 

La gente que ha visto su obra en estas galerías y en espacios públicos, ya que también ha realizado una serie de murales con la misma temática, recibió positivamente su trabajo. La aceptación sorprendió al autor: “yo esperaba que al día siguiente de haber realizado los murales las imágenes estuvieran intervenidas con alguna grosería o algún tipo de rayón, pero no”, añadió complacido el artista.

 

El color es otro de los elementos importantes en la obra de Cháirez, ya que vuelve llamativo al cuadro, “lo vuelve un dulce para el espectador, bueno esa es mi intención”, indicó.

 

En su obra también se pueden encontrar aspectos estereotípicos y grupos sociales, como lo demuestra su serie Corazón de quinceañera, en donde retrata a un hombre perteneciente a una tribu urbana, de los maras, mezclado con lo barroco de una ceremonia de 15 años, en particular del vestido.

 

La mayoría de sus trabajos los ha realizado a partir de su interés y estudio sobre el tema del género y el impacto social. De origen chiapaneco, Fabián Cháirez radica en la Ciudad de México desde hace dos años y medio, sonriendo reveló que la ciudad lo invitó a quedarse y aceptó.