Expertos en subsidios y financiamientos participaron en la segunda mesa del Primer Congreso Nacional de Teatro

17 de noviembre de 2015 (Maya Comunicación) La pertinencia de los actuales programas de apoyo al teatro, el fortalecimiento a los proyectos teatrales mediante la conformación de empresas culturales, el alcance del Programa de Teatro para Niños y Jóvenes del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) y la actitud de la comunidad teatral frente a los retos que enfrenta fueron algunos de los puntos expuestos en la segunda mesa del Primer Congreso Nacional de Teatro, el cual se lleva a cabo en el marco de la 36 Muestra Nacional de Teatro (MNT).

 

En la Universidad de las Artes de Aguascalientes, Juan Meliá, coordinador nacional de Teatro del INBA, recordó que el Congreso nació del interés de reflexionar y de atender preocupaciones que han aparecido dentro de la MNT: “Son temas vigentes que a todos nos interesan, los cuales crearán nuevos objetivos y contribuirán a analizar los procesos que se viven en la escena teatral.

 

“La necesidad de que la comunidad teatral integre una voz unida, así como de establecer indicadores para saber cuáles son sus preocupaciones principales” fueron los dos temas fundamentales que surgieron en esta segunda mesa, a decir de Meliá. No obstante, aclaró que aún falta llegar a las conclusiones, las cuales se darán a conocer el sábado 21 de noviembre.

 

Juan Meliá explicó que desde las instituciones hay apertura en cuanto a la facilitación de los procesos administrativos y las posibilidades económicas. “En México, el modelo que manejamos tiene una forma de ofrecer recursos para que la comunidad realice sus actividades, con base en estímulos, inversiones y subsidios. Ese modelo tiene una voz federal vía el Fondo Nacional para la Cultura y las Artes, así como otras instancias que brindan apoyos a través de convocatorias, como la misma Coordinación Nacional de Teatro, que tiene una réplica con relación a los fondos estatales, manejados por los institutos, consejos o secretarías de cultura de las entidades.

 

“Es importante que la Coordinación Nacional de Teatro esté siempre vigente. Esa es la primera lectura que hay que darle no solo a lo que emane del Congreso, sino a lo que estamos realizando.

 

“En la Coordinación, desde el INBA, estamos siempre atentos a los cambios en las convocatorias que desarrollamos, cambios que seguirán existiendo, en muchas ocasiones junto con la propia comunidad. Ejemplo de ello es el Estímulo Fiscal a Proyectos de Inversión en la Producción Teatral Nacional, que nació de la mano entre la comunidad teatral y miembros de las instituciones que la representamos. Trabajar en conjunto con la comunidad es algo que tenemos como hábito y seguiremos haciéndolo. Estoy seguro de que las instancias de los ámbitos nacional y estatal están en la misma disposición”, finalizó.

 

Durante la sesión en la que fueron abordados temas relacionados con subsidios y financiamientos participaron también los directores de escena Rubén Ortiz y Jorge Luna, el dramaturgo Enrique Olmos de Ita y la gestora Alejandra Serrano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.